Las caídas en altura son la causa más frecuente de las muertes en accidentes laborales y ocasionan medio centenar de fallecimientos al año en España, lo que supone el 8 por ciento del total de siniestros mortales. Además, uno de cada 20 accidentes laborales se produce como consecuencia de la caída de un trabajador que trabaja en altura.

Estos datos han sido expuestos en la Jornada de Trabajos en Altura que se ha celebrado este martes en la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidade de Vigo y que han incluido un simulacro de rescate. La jornada se desarrollará a lo largo de esta semana en los tres campus de la institución -Vigo, Pontevedra y Ourense—.

Cada año se producen 3.000 accidentes como consecuencia de caídas en altura en Galicia, una comunidad que duplica las tasas de siniestralidad laboral de España y que es la que registra más muertos en accidente de trabajo.

Las graves consecuencias que tienen este tipo de siniestros se pueden evitar con una pequeña inversión, según explica el técnico superior de Prevención de Riesgos Laborales de la Sociedad de Prevención de Fremap, Jorge Herranz.

El experto indica que "con un buen sistema de prevención para trabajos en altura, una suficiente formación y un equipo adecuado, como un arnés básico y un cabo de anclaje, que no cuestan más de 40 euros, se podrían evitar la mayoría de este tipo de accidentes".

Por otra parte, los medios derivados de una gran invalidez —en este tipo de accidentes suele haber lesiones medulares— pueden suponer un coste de 377.000 euros, a los que se suma el drama personal y familiar, los costes sanitarios y los perjuicios por condenas judiciales para el empresario.

Las medidas adoptadas a lo largo de los últimos años han hecho descender cifras de accidentes en el país, aunque en 2010 se produjeron 26.374 siniestros por caídas en altura, de los que 899 fueron catalogados como graves y 46 causaron el fallecimiento del operario.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.