Klinsmann
Klinsmann, en las celebraciones por el tercer puesto. (Fabrizio Bensch/Efe) Reuters

Cuatro días después de lograr el tercer puesto en el Mundial , Jürgen Klinsmann ha dimitido como entrenador de la selección alemana, tal y como confirmó esta madrugada la Federación Alemana de Fútbol, que lamenta la decisión del seleccionador, pero la acepta.

El hasta ahora segundo entrenador, Joachim Loew, ha sido presentado como nuevo seleccionador para los próximos dos años, con el propósito expreso de continuar el trabajo de Klinsmann y buscar el título europeo en 2008, ya que su colaboración se consideró clave para las decisiones tácticas germanas.

El propio Klinsmann aseguró que Loew para él había sido en estos dos años su igual: "Joachim en estos dos años no ha sido para mí un asistente. Cuando lo llamé hace dos años, lo que le pedí fue que asumiera la selección junto conmigo y así lo hizo y ha sido una especie de supervisor que se ha preocupado siempre de que todo funcione".

El técnico saliente calificó además de lógica la elección de su ayudante debido al deseo expreso de la Federación Alemana de continuar las reformas iniciadas en estos dos años.