La eficiencia energética de un piso, otro argumento para venderlo a partir de 2013

  • El Certificado de Eficiencia Energética de Edificios será obligatorio en 2013.
  • El precio de mercado de un mismo inmueble puede variar de forma considerable.
  • Una vivienda eficiente consume hasta un 86% menos de energía.
Dibujo sobre plano de una vivienda de dos dormitorios.
Dibujo sobre plano de una vivienda de dos dormitorios.
ARCHIVO

Nos hemos acostumbrado a hablar de eficiencia aplicada a un electrodoméstico o a un automóvil, pero nuestras casas también pueden gestionar mejor la energía, ser más eficientes. Como ya se ha dicho, el beneficio es doble, para el planeta y para nuestra factura.

Además conviene tener en cuenta que en 2013, el Certificado de Eficiencia Energética en edificios será obligatorio en 2013 en todos los contratos de compraventa y arrendamiento.

Una vivienda eficiente que cuente con la categoría más alta de eficiencia energética consume hasta un 86,4% menos de energía que una que esté catalogada con el nivel más bajo.

Así lo asegura la Asociación de Empresas de Servicios Energéticos (Anese), que defiende que el precio de mercado de un mismo inmueble puede variar de forma considerable en función de su calificación de eficiencia energética.

El anunciado real decreto de Certificación de Eficiencia Energética de Edificios Existentes, que estará vigente antes del 1 de enero de 2013, obligará a que todas las viviendas que se compren, vendan o alquilen en España cuenten con un certificado que avale su comportamiento energético, señala.

De esta forma, las viviendas tendrán un distintivo de eficiencia similar al que ya tienen los electrodomésticos. De hecho, las viviendas se clasificarán mediante una serie de letras, que irán de la 'A' (máxima eficiencia) a la 'G' (grado de eficiencia energética más baja).

Si se tiene en cuenta el incremento del precio de la energía y que el gasto energético supone en torno al 30% del gasto total anual de una comunidad media, la eficiencia energética se convierte en un factor importante a la hora de valorar la compra o alquiler de un inmueble.

Según los cálculos de Anese, si un inmueble de categoría 'G' gasta al año 20.000 euros en energía, otro con las mismas características pero con categoría 'A' gastaría menos de una quinta parte, esto es, menos de 4.000 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento