El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, manifestó hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al ministro de Defensa, José Antonio Alonso, la necesidad de la contribución española a la estabilidad y el desarrollo de Afganistán.

La situación en Afganistán y el atentado contra las tropas españolas del pasado sábado, en el que murió un soldado y otros cuatro resultaron heridos, centraron los encuentros mantenidos hoy por separado del jefe del Ejecutivo y del ministro de Defensa con el máximo responsable de la OTAN.

La ONU, la UE o el G-8 deben redoblar sus esfuerzos en favor de la reconstrucción de Afganistán

De Hoop Scheffer trasladó su pésame al Gobierno, al pueblo español y a las familias de las víctimas ante el atentado del pasado sábado en Afganistán, que según precisó Alonso, fue "premeditado".

"Por una buena causa"

En su reunión en el Palacio de la Moncloa, De Hoop Scheffer y Rodríguez Zapatero analizaron la evolución de los acontecimientos en Afganistán hizo hincapié en dejar claro a los españoles que todo el esfuerzo realizado en territorio afgano es por una buena causa.

Ambos coincidieron en la importancia de mantener un diálogo permanente y reforzar la cooperación entre la Alianza y la UE.

El presidente del Gobierno y el secretario general de la OTAN avanzaron asimismo en los preparativos de la cumbre de la Alianza convocada en Riga para los días 28 y 29 del próximo noviembre, en la que estará marcada por la ampliación de la OTAN y por la adaptación de la Alianza a la nueva situación geoestratégica.

Al igual que en la reunión previa que mantuvo con el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, el secretario general de la OTAN también abordó con Rodríguez Zapatero el interés de España por acoger en Zaragoza la base principal del Sistema de Vigilancia Terrestre de la Alianza.

Es necesario el apoyo de España para alcanzar la democracia en Afganistán

  Previamente, Alonso y De Hoop Scheffer, en declaraciones a los periodistas tras su encuentro, coincidieron en la necesidad de continuar con la misión ISAF que lleva a cabo la OTAN en Afganistán, bajo el paraguas de Naciones Unidas, para lograr la paz y la democracia en ese país.

El máximo responsable de la OTAN subrayó que España desempeña un papel "muy importante" en Afganistán y aseguró que coincide con el Gobierno español en que "en estos momentos de fatalidad no se puede conducir a la vacilación" respecto al papel de la Alianza en Afganistán, que tiene "un mandato claro" de Naciones Unidas.

Jaap de Hoop Scheffer aseguró que es necesario el apoyo de España para alcanzar la democracia en Afganistán y afirmó que si se permite la vuelta atrás, ese país se convertirá en "caldo de cultivo para el terrorismo", lo que tendría unas consecuencias "terribles" para Afganistán y el mundo.

Por la tarde pronunció una conferencia sobre el futuro de la OTAN, en la que aseguró que el esfuerzo militar que se está realizando en Afganistán "es esencial, pero no suficiente".

Argumentó que organizaciones civiles como la ONU, la UE o el G-8 deben "redoblar sus esfuerzos" en favor de la reconstrucción del país, y subrayó además que el gobierno afgano debe asumir sus responsabilidades en áreas como la lucha contra el tráfico de drogas.