¡Cuidado!, que el motero se tumba al suelo y alza la pierna
Un motorista juega con su máquina, ayer en Sestao, ante la mirada de cientos de curiosos.(B. Hernández)
El festival de motos más importante del País Vasco se celebró el fin de semana en Sestao con la participación de más de 5.000 amantes de las dos ruedas. Durante el sábado y el domingo, varios miles de curiosos y seguidores se acercaron a contemplar y sorprenderse con las filigranas de los pilotos. Una exposición de coches americanos y motos curiosas aumentaron el aliciente de la cita veraniega.