Diecisiete personas fallecieron este fin de semana, hasta las 20.00 horas de ayer.  El año pasado hubo 44 víctimas mortales del viernes hasta las 00.00 horas del domimgo. En los catorce accidentes mortales contabilizados por Tráfico este fin de semana también resultaron heridas de gravedad seis personas.

Chófer de boda ebrio

El accidente más grave, en el que murieron tres jóvenes del municipio coruñés de Porto do Son, tuvo lugar en A Coruña a las 4.30 horas del sábado. Además, un conductor de un autobús de una boda dio positivo en un control de alcoholemia en Jerez de la Frontera (Cádiz). Tenía 47 años y llevaba a 21 pasajeros a bordo. Otro de los accidentes ocurría en la AP-15 a la altura de Olite (Navarra), cuando un autobús volcaba, dejando nueve heridos en estado muy grave.