La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha condenado la muerte de la joven de 26 años asesinada en Estepa (Sevilla), cuyo cuerpo fue encontrado este lunes y que presuntamente fue asesinada por su compañero sentimental, vecino de la misma localidad y de 20 años, dos días antes. Además, ha recordado que en estos casos de violencia de género "el principal cómplice es el silencio".

Por otro lado, la ministra, a través de un comunicado, ha condenado un segundo caso de violencia de género, confirmado este martes por la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, el de una mujer de 65 años fallecida en Vilardevós (Orense), el pasado 2 de marzo y cuyo marido y presunto asesino, también español de 75 años, se suicidó tras cometer el crimen.

Mato señala que en ninguno de los dos casos constaban denuncias previas contra los agresores. Con estas dos muertes, son ya 14 las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año, tres de ellos en Andalucía.

Por todo ello, Ana Mato expresa su "rechazo rotundo" a cualquier actitud de violencia y desigualdad y hace un llamamiento para concienciar de la necesidad de denunciar a los agresores, "una tarea en la que debe estar implicada toda la sociedad".

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha asegurado que, en los casos de violencia de género, "el principal cómplice siempre es el silencio", como demuestra el hecho de que ninguna de las víctimas registradas este año hubieran presentado denuncia.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.