Alumnos de las tres carreras de Náutica, otros estudiantes de la Universidad de La Laguna (ULL), así como profesionales del sector, podrán vivir por cuarto año consecutivo durante 24 horas la experiencia de un naufragio, una iniciativa en la que se pretende dar a conocer los aspectos prácticos de la supervivencia a bordo de un bote salvavidas en alta mar.

Asimismo, se persigue que los 'náufragos' puedan desarrollar habilidades válidas para las situaciones difíciles o de crisis ante una emergencia, así como conocer las técnicas y métodos de supervivencia a través de un ejercicio real de supervivencia en la mar a bordo de un bote salvavidas, durante 24 horas, sin comida ni bebida, en una aproximación lo más fiel posible a un siniestro real.

Este evento tiene un especial significado, pues este año se cumple el centenario del hundimiento del Titanic, fundamento de la promulgación de la primera versión del Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (SOLAS).