El diputado del PSdeG por Santiago Xaquín Fernández Leiceaga, ha diferenciado este lunes la situación del todavía regidor compostelano, el popular Gerardo Conde Roa, y del alcalde de Lugo, el socialista José Clemente López Orozco —imputado en la Operación Campeón—, porque el dirigente compostelano "reconoció" que no pagó a Hacienda un montante de 291.000 euros, correspondientes con el IVA de 61 viviendas promovidas por una empresa de la que es administrador único.

Así lo ha manifestado en declaraciones a los medios en los pasillos de la Cámara autonómica, en la que ha enfatizado en que era "la única decisión posible" después de que él mismo "reconociese" esa deuda con Hacienda y de la "situación personal tan inestable".

"No estaba en condiciones para representar a la ciudad", ha concluido Leiceaga a la vista de su situación, quien considera que por ello era necesaria su "dimisión" y "abrir una nueva etapa".

Preguntado sobre las manifestaciones del portavoz del PPdeG en la Cámara, Pedro Puy, en las que decía que no aceptaba "lecciones" de los que no "predican" con el ejemplo, Leiceaga ha diferenciado los casos, puesto que en el de Conde Roa "él mismo reconoce que cometió una defraudación" y según "todos los indicios" pudo haber cometido un delito.

Asimismo, ha advertido que en las filas del Partido Popular "también hay una cantidad de alcaldes imputados" por diferentes causas, entre las que citó la Operación Orquesta —que investiga a varios ayuntamientos de la Costa da Morte por supuestas irregularidades urbanísticas—.

Reacciona "tardíamente"

"Lo que distingue este caso es que el señor Conde Roa es que reconoce él mismo estas acciones", ha aseverado Leiceaga, quien considera que ese hecho "debe llevar a la dimisión".

Además, ha subrayado que el PP "que era conocedor de alguna de las dificultades que arrastraba Conde Roa" ahora ha reaccionado "tardíamente".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.