El servicio de estudios del BBVA estima que Euskadi experimentará una "suave recesión" en 2012, con una contracción del 0,6 por ciento, mientras que para 2013 prevé una leve recuperación del 0,7 por ciento. La entidad cree que el País Vasco está entre las comunidades "con mejores perspectivas" y que precisará de un ajuste "más leve" en 2012.

Estas estimaciones han sido dadas a conocer en el transcurso de una rueda de prensa celebrada en Bilbao en la que han comparecido el director territorial Norte de BBVA, Vicente Mestre, y el economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech.

En la presentación del informe de BBVA Resarch "Situación País Vasco", se ha hecho un análisis de contexto general en el que estiman que la economía mundial crecerá entre el 3,5 y el 4 por ciento y se añade que los riesgos irán disminuyendo "a medida que las políticas europeas reduzcan las incertidumbres existentes".

A su juicio, la recuperación, tanto a nivel europeo, como nacional y regional, depende tanto de que Europa resuelva las crisis de deuda y financiera como de la "efectividad" en la implantación de los ajustes y reformas que se lleven a cabo.

En el caso de la economía española, su previsión de crecimiento se estima en el -1,3 por ciento para 2012 y, según la información de la que disponen, el comportamiento en el primer trimestre el crecimiento será negativo (-0,2%).

Economía vasca

En el caso de la economía vasca, Doménech ha señalado que la economía vasca entró en el cuarto trimestre de 2011 en recesión y que el primer trimestre de 2012 no será "muy distinto". En este sentido, ha afirmado que Euskadi experimentará en 2012 una "suave recesión" y estima una contracción del 0,6 por ciento, una caída "similar" a la de la eurozona y "muy lejos" del -1,3 por ciento del Estado español. Para 2013 prevén en Euskadi una recuperación del 0,7 por ciento.

El informe destaca que en 2011 la economía vasca evidenció una tendencia de "deterioro similar" a la que afectaba a Europa y España y en 2012, por tanto, se habría comenzado con "caídas del PIB". "El nulo crecimiento intertrimestral del tercer trimestre de 2011 ya anticipaba la vuelta a tasas trimestrales negativas, como así ocurrió en el cuatro trimestre de 2011 (-0,3%)", ha agregado.

En esta evolución ha influido, aunque "no exclusivamente", el actual entorno de "mayor incertidumbre" como consecuencia de la "falta de una resolución definitiva" a la crisis de la deuda soberana en Europa. "INCERTIDUMBRES"

Precisamente, Doménech ha hecho alusión a la "elevada incertidumbre" sobre estas previsiones, que dependerán de la evolución del entorno. En este sentido, si se produce una recuperación de la confianza, tendrá un efecto "positivo" a corto plazo "significativo" en el País Vasco, pero, si "empeoran" las tensiones financieras, se podrían ver obligados a revisar a la baja las estimaciones.

Doménech ha manifestado que la economía del País Vasco presenta una "particularidades beneficiosas" frente a la media española con una mayor tasa de ahorro de los hogares, una menor temporalidad y tasa de paro y una más baja sobreoferta de viviendas, entre otros aspectos.

El responsable de BBVA Resarch ha destacado que el País Vasco está entre las "comunidades virtuosas" y cuenta con menor deuda pública y un déficit inferior a la media, aunque en 2011 se "desvió" del objetivo marcado del 1,3 por ciento, por lo que se "tendrá que corregir".

No obstante, el estudio señala que el consumo en Euskadi, al igual que en el resto del Estado, sigue sin mostrar una recuperación "significativa" y, por contra, destaca que las "buenas noticias" provienen del sector exterior vasco que se sitúa "por encima de los niveles precrisis" y que se mantiene como el "apoyo diferencial" de la economía vasca.

Precisamente, Doménech ha destacado que el estudio constata que la economía vasca necesita continuar su apertura a mercados exteriores, particularmente a los países emergentes. En concreto, según BBVA Research, las altas tasas de crecimiento de estos países los convierten en "destinos con importante potencial", a diferencia de los mercados tradicionales, "más maduros".

En este sentido, preguntado por si el mercado interior español es un "lastre" en la actualidad para la economía vasca, Domenech ha respondido que "sin duda" y ha señalado que sus previsiones de crecimiento en Euskadi están también "muy condicionadas" por la evolución del resto de comunidades. EMPLEO

Domenech también ha destacado el "mejor comportamiento relativo" del mercado de trabajo en Euskadi, con una tasa de paro por debajo de la media española y ha añadido que los trabajadores afectados por EREs están "muy lejos" de los niveles alcanzados en 2009 y a principios de 2010.

La previsión en materia de empleo es que se producirá este año un "ligero repunte" de la tasa de paro, aunque "inferior" al resto de España. A juicio de Domenech, "como pronto", aunque con "muchas incertidumbres", la recuperación del empleo en Euskadi podría observarse en el último tramo de 2012, mientras que en el resto del Estado habrá que "esperar más tiempo".

El informe concluye que los "menores desequilibrios" de la economía vasca y su "mayor" apertura comercial permitirán que el ajuste en Euskadi en 2012 sea "más leve". Además, según ha destacado Doménech, el País Vasco está en una "mejor posición relativa" a corto y medio plazo y sus perspectivas, por tanto, son "mejores".

En concreto, se prevé que, a corto plazo, la economía vasca experimente un comportamiento "algo menor" que el del conjunto del Estado.

El responsable de BBVA Research, que ha defendido la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP, ha aludido a que Euskadi se puede beneficiar de algunas de las reformas estructurales planteadas que, a su juicio, pueden suponer "una oportunidad" para potenciar "las ventajas de la economía vasca". En concreto, creen que Euskadi puede mejorar su "crecimiento potencial y su posición competitiva" frente a otras regiones europeas.

Por último, preguntado sobre el sector financiero en Euskadi, Doménech ha afirmado que las "grandes debilidades y desequilibrios" que se acumularon durante las etapas de expansión y en la de crisis en otras comunidades, en Euskadi han sido "mucho menores". Por tanto, ha añadido que el efecto que ello ha tenido sobre el sistema financiero del País Vasco ha "sido mucho menor".

Ello, a su juicio, explica el comportamiento "diferencial", que tiene el sistema financiero en Euskadi y su "menor necesidad de ajuste".

Por último, en el informe se realizan sendos apartados sobre la "espectacular" evolución del turismo en Euskadi y los "excelentes" resultados educativos en la enseñanza no universitaria en Euskadi.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.