El presidente de la Diputación de Toledo, Arturo García-Tizón, ha esperado tener esta misma semana una respuesta "si no definitiva, casi definitiva" del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) sobre traspaso de competencias del hospital provincial, y ha añadido que su deseo es que no se cierre.

A preguntas de los medios durante una rueda de prensa, García-Tizón ha afirmado que SESCAM y la Diputación se encuentran en los "momentos finales" de esta negociación y que una vez que se cierre el acuerdo espera tener una reunión con los sindicatos "esta semana o no mÁs tarde la semana que viene".

El presidente de la institución provincial ha reconocido que la negociación "no va con la ligereza que desearía" porque "no es fácil el proceso". Además, ha añadido que el problema no es sobre el personal del centro, sino "determinar exactamente" la modalidad de traspaso y la asunción del servicio por parte del SESCAM.

"Es ahí donde estamos encontrando alguna dificultad de encaje", ha señalado García-Tizón, quien ha aclarado que las condiciones de los trabajadores del centro en estos momentos "son las mismas en las que estaban" y que le parece "imprudente" hablar de las relaciones laborales de los mismos "cuando el tema no está determinado".

Planteamiento distinto

El presidente de la Diputación de Toledo ha dicho estar seguro de que la operación de traspaso al SESCAM de este centro hospitalario "se va a producir", aunque ha señalado que, de lo contrario, "nos tendríamos que hacer un planteamiento totalmente distinto al que nos estamos haciendo hoy".

De este modo, ha explicado que la situación actual del hospital provincial —la Junta adeuda casi 25 millones de euros a la Diputación por el convenio que tienen con el centro— "no se puede sostener" porque la institución "no puede asumir un servicio de asistencia médica que desde el año 2010 no ha recibido ni un euro a excepción de un pago de 4,4 millones hace unos meses".

Lo que ha querido dejar claro el presidente de la Diputación provincial es que la decisión de que la Diputación no siga teniendo un servicio de asistencia sanitaria a través del hospital provincial "no es un tema sujeto a discusión, porque es una competencia impropia, y hemos decidido que pase a quien estatutariamente le corresponde", que es la Junta.

Del mismo modo, ha dicho que no es el ámbito sindical o el facultativo el que decidirá los servicios del hospital provincial que se mantienen, y que tendrá que ser el SESCAM, que asume el servicio, el qué dirá cuál quiere tener y dónde le conviene más tenerlo.

Consulta aquí más noticias de Toledo.