Los sindicatos que forman la representación laboral en BMN y la dirección de la entidad financiera se reunirán desde este lunes, 16 de abril, para llegar a un acuerdo laboral sobre la reestructuración que debe acometer el banco y así evitar la huelga convocada por los sindicatos para el 19 de abril.

Fuentes sindicales han indicado a Europa Press que la dirección de la entidad les ha convocado formal y oficialmente para iniciar las reuniones este próximo lunes con vistas a avanzar en las negociaciones que culminen en un acuerdo laboral sobre la reestructuración financiera exigida.

Las fuentes han recordado que acudirán a la reunión "en total unidad de acción sindical" y bajo las premisas de "respetar una serie de aspectos esenciales, como son la voluntariedad de las bajas que se tengan que producir, y la aplicación de medidas no traumáticas".

Han advertido de que "si no se cumplen esas premisas y no se llega a acuerdo, se mantendrá la convocatoria de huelga, prevista para el día 19 de abril y que ya está convocada formalmente, y se tomarán todas las medidas que consideremos para defender los derechos", mientras que si se llega a cuerdo y que éste satisfaga a la representación laboral, los sindicatos estudiarán la desconvocatoria de dicha protesta.

Los sindicatos prevén una negociación "complicada" y que "no va a ser fácil", de forma que estiman que "estaremos negociando hasta el último minuto". "Tenemos que analizar la situación y definir las posiciones, para ver si somos capaces de llegar a acuerdo", han agregado las fuentes, quienes destacan la "unidad sindical absoluta y sin fricciones que existe en BMN".

A mediados de febrero, el grupo BMN (Banco Mare Nostrum), formado por CajaGranada, Cajamurcia, Caixa Penedés y Sa Nostra, ha planteado a las centrales sindicales su propuesta para la segunda reestructuración laboral necesaria para cumplir los requisitos apuntados por el Gobierno, que contemplan la extinción de 530 contratos —nuevo recorte que se suma a los 120 del ERE en vigor hasta las 650 extinciones—, el cierre de 120 oficinas, una reducción salarial del cinco por ciento durante dos años, y la suspensión rotatoria durante dos años de 800 contratos durante tres meses cada uno, entre otras medidas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.