La diputada y portavoz de la junta de Gobierno local de Santiago, Paula Prado, se ha puesto "a disposición" del nuevo alcalde de la capital gallega, Ángel Currás, al que Gerardo Conde Roa ha cedido el bastón de mando municipal y quien, pese a las dudas suscitadas en los últimos días, ha declarado que se siente "totalmente" respaldado por sus 12 compañeros del PP en el Consistorio compostelano.

Conde Roa ha cedido este martes la Alcaldía a quien hasta ahora era su hombre de máxima confianza en el Pazo de Raxoi. Lo ha hecho un día después de anunciar su intención de dimitir una vez que se ratificó su imputación formal por un supuesto delito de fraude fiscal derivado del impago de 291.000 euros a Hacienda.

En declaraciones a los medios, una vez elegido alcalde, lo primero que ha hecho Currás fue "agradecer la confianza" de sus compañeros en el PP, del propio Conde Roa y de su jefe de filas y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Al tiempo, ha rechazado "presiones" en su elección con la intención de disipar las dudas surgidas a raíz de distintas voces que apuntan a que el núcleo del grupo más próximo a Prado podría estar en desacuerdo, al menos, con la fórmula con la que se decidió el relevo.

Frente a ello, el nuevo regidor compostelano ha reivindicado que "no existió ninguna presión" y que la "unanimidad" en torno a su figura "fue total". Con todo, ha apuntado que Prado, al igual que "cualquiera de los otros" miembros del grupo municipal del PP, hubieran hecho un "magnífico" trabajo al frente de la Alcaldía.

Dicho esto, ha insistido en que habrá "continuidad" en el proyecto de Conde Roa, un extremo con el que han coincidido otros miembros del grupo municipal popular consultados por Europa Press en los pasillos de Raxoi, donde se formaron diversos corrillos tras los dos plenos que acogió este martes el Ayuntamiento y a los que se acabó sumando el propio Currás.

"Cambia el capitán, pero no la nave", ha remarcado el regidor en sus declaraciones, en las que ha insistido, al igual que posteriormente señalaron otros dirigentes populares del Ayuntamiento, en que el proyecto que desarrollará en lo que le queda de mandato "no empieza ahora, sino que se inició hace diez meses". PRADO,

Primera opción

Junto al propio Conde Roa y al nuevo regidor, la diputada Paula Prado ha sido de los miembros del equipo de gobierno compostelano que más protagonismo ha adquirido en los que, según sus propias palabras, han sido "unos días convulsos". "Esto es un punto y seguido", ha defendido la edil, tras constatar "que se va el capitán del barco", en alusión a Conde Roa.

"Pero bueno, nos quedamos con Ángel Currás, que lo va a hacer excepcionalmente bien", ha agregado, antes de afirmar que, aunque ella era "la sustituta natural" de Conde Roa por tratarse "de la número dos" en la lista, se desechó su opción porque es diputada en la Cámara autonómica y relevarla generaría "una situación muy complicada".

"Lo primero que valoramos fue la situación del Parlamento y del presidente de la Xunta. Así se desechó mi primera opción", ha remarcado, en alusión al problema que podría suscitar en el grupo que avala a Feijóo —con una mayoría ajustada de 38 diputados— tener que recurrir a la lista de suplentes por la provincia de A Coruña.

"sin diferencias"

Además, ha explicado que el domingo, en la reunión en la que participó Feijóo, éste instó a los ediles a elegir un sustituto por "consenso" apuntando que, si no existía, sería él quien adoptaría una decisión. Al respecto, ha aclarado que "no hubo varias propuestas", sino que un grupo de ediles señaló "directamente" a Currás, mientras que "otros" prefirieron dejar la decisión en manos de Feijóo.

Así, frente a los que detectan una división del grupo en dos bandos —uno integrado por la propia Prado, con Albino Vázquez, María Castelao y Adrián Varela, al que podrían sumarse algún edil más, y otro formado por nombres como Reyes Leis, Cecilia Sierra o María Pardo, entre otros—, Prado ha sido tajante y ha señalado que "hay unanimidad". "No hay diferencias", ha apostillado.

En cualquier caso y pese a que en esta jornada la mayor parte de los ediles se esforzaron por evidenciar que cierran filas con Currás, fuentes conocedoras del encuentro del pasado domingo han asegurado a Europa Press que sí se generó "malestar" por parte del grupo más afín a Paula Prado, críticos con que "se diese por hecho" que Currás, hombre de confianza de Conde Roa, le relevaría en la Alcaldía, al considerar que es un candidato "inducido" por el ya exregidor.

Cambios en el grupo

Tras la asunción de la Alcaldía por parte de Currás y después de que Conde Roa haya renunciado a su acta de edil, paso que ha dado este mismo martes, según confirmaron a Europa Press fuentes del Ayuntamiento, los cambios en el grupo de gobierno son inevitables. Empezarán con la incorporación de Rebeca Domínguez, miembro de Novas Xeracións (NN.XX.) e integrante número 14 de la candidatura del PP de Santiago en las elecciones municipales de mayo de 2011.

A partir de ahí, Ángel Currás, que asume "con gran orgullo" la responsabilidad de la Alcaldía, ha explicado que se reunirá con sus ediles para barajar los posibles cambios y hacerlos públicos lo más rápido posible. Por su parte, Prado ha dado por hecho que "habrá que reorganizar competencias" puesto que Currás era hasta ahora el primer teniente de alcalde y responsable de Educación y Cultura.

La primera tenencia de alcaldía se quedará vacante y, en los pasillos de Raxoi, apuntan que no se puede dar por hecho que la vaya a ocupar la hasta ahora segunda teniente de alcalde, la periodista Amelia González, también concejala delegada de régimen interior, personal, informática, consumo y atención al ciudadano.

En cuanto a Paula Prado, hasta ahora portavoz de la junta de gobierno y del grupo municipal popular, ha asegurado que está "a disposición" de lo que decida Currás. "Él, como alcalde, tiene plena libertad para hacer los cambios que estime oportunos y lo que nos toca al grupo es ponernos a su disposición", ha asegurado.

"Yo estaré donde me digan que tengo que estar. Si se decide que otra persona sea portavoz, no pasa nada. Tengo mucho trabajo, tanto aquí como en el Parlamento", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.