El alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, y la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, Ana Isabel Mariño, han firmado este martes un convenio de colaboración para trabajar conjuntamente en la erradicación del chabolismo y compartir experiencias comunes en la integración de las personas procedentes de estos poblados.

En virtud de este acuerdo, la Comunidad de Madrid y A Coruña desarrollarán una cooperación técnica y estrecharán la colaboración institucional para conseguir, "a través de compartir resultados, que el chabolismo se reduzca a cero". En definitiva, ambas administraciones pretenden intercambiar conocimientos y buenas prácticas en materia de realojamiento e integración social para lograr una sociedad solidaria en beneficio de los ciudadanos más vulnerables.

El Ayuntamiento de A Coruña ha desarrollado desde 1995 distintos programas de erradicación del chabolismo e integración social de esta población, y en la actualidad está decidido a desmantelar los últimos núcleos existentes en su término municipal. En esta ciudad han existido tradicionalmente núcleos chabolistas, de forma que se trata de una de las provincias con mayor chabolismo de Galicia.

De los nueve núcleos existentes, seis han sido ya desmantelados, y los tres que quedan están precisamente en la ciudad de A Coruña: O Portiño, Puente Pasaje y As Rañas, con 145 familias. El perfil de las familias es mayoritariamente el de personas de etnia gitana y portugueses.

Experiencia madrileña

Por su parte, la Comunidad de Madrid se ha convertido "en un referente nacional e internacional en su trabajo de eliminación de los focos chabolistas", según ha reivindicado la consejera madrileña, que ha recordado que más de 2.000 familias han sido realojadas, con un éxito de integración del 95 por ciento. "En el Gobierno madrileño hemos sido pioneros por nuestra forma de abordar la erradicación del chabolismo, yendo más allá del mero realojamiento en viviendas en altura, y asistiendo socialmente a las familias en todo su proceso de integración", ha señalado Mariño.

Así, ha indicado que la Comunidad, a través del Instituto de Realojamiento e Integración Social (IRIS), ha logrado pasar de un 42 por ciento de menores escolarizados a principios de los años 90, al 95 por ciento de escolarización actual. La cobertura sanitaria ha pasado del 75 por ciento a alcanzar la totalidad de esta población, y la posesión de documentación básica se registra ya en el 99 por ciento de los individuos frente al 30 de épocas pasadas.

"El acuerdo que hoy suscribimos con el Ayuntamiento de A Coruña nace de la experiencia exitosa de años de trabajo de ambas administraciones. Con la firma de este convenio marco, la Comunidad y este Consistorio gallego nos comprometemos a compartir experiencias y a generar sinergias ante este reto complejo que es la erradicación del chabolismo", ha subrayado Mariño.

Cooperación técnica

El IRIS madrileño, por su parte, proporciona atención social a más de 2.250 familias, lo que supone asistir en total a cerca de 9.000 personas, un tercio de ellas menores de 16 años. El trabajo del IRIS "ha suscitado el interés de universidades, gobiernos e instituciones españolas y extranjeras", ha asegurado la consejera. Además, en estos momentos se trabaja en la firma de nuevos convenios de colaboración con el Ayuntamiento de Lisboa y con el Gobierno de la República Checa.

Desde su puesta en marcha, se han desmantelado núcleos chabolistas como los poblados de La Celsa —donde hoy se levanta un instituto de enseñanza—, La Rosilla —en la actualidad es una parcela del Ensanche de Vallecas— y El Salobral —que se dedicará a usos industriales y económicos—.

A finales del pasado año la Comunidad ha concluido los realojos en pisos en alquiler de los residentes en los núcleos chabolistas de Santa Catalina (Puente de Vallecas) y Las Mimbreras (Latina), dos históricos barrios chabolistas de la capital, realojando a un total de 165 familias, según datos del Gobierno regional.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.