Los juegos del hambre
Jennifer Lawrence, la protagonista de 'Juegos del hambre'. Warner Bros. / Lionsgate

Tercera semana en la cartelera y tercer número uno consecutivo. Los Juegos del Hambre, la primera entrega cinematográfica de la saga literaria creada por Suzanne Collins, sigue en lo más alto de la taquilla norteamericana a pesar de la entrada de dos fuertes estrenos: la nueva American Pie y la versión tridimensional de Titanic.   La cinta dirigida por Gary Ross amasó durante el pasado fin de semana unos 33 millones de dólares en los cines de Estados Unidos y Canadá, lo que le bastó para conservar el trono como la película más vista.

Por su parte American Pie: La Reunion, la nueva entrega de la saga cómica American Pie que vuelve a las pantallas con el reparto original, cosechó 21,5 millones en su estreno.

La versión en 3D de Titanic, la cinta de James Cameron, se quedó en los 17,4 millones.

Los Juegos del hambre ronda ya los 303 millones en el BOX USA en tan solo 17 días, siendo el título que más rapidamente ha alcanzado esta marca sin estrenarse en verano o en un periodo vacacional.

Protagonizada por Jennifer Lawrence metida en la piel de Katniss Everdeen, Los Juegos del Hambre acumula ya más de 400 millones a nivel mundial desde su estreno, que en España se producirá el 20 de abril.

Un mundo postapocalíptico

Las novelas que inspiran la película Los Juegos del hambre ofrecen un universo futurista y postapocalíptico, siglos después de la destrucción de Estados Unidos. Un nuevo país denominado Panem ha sustituido aquel otro mundo que conocemos en doce distritos gobernados por una tiránica administración. La pobreza y la falta de libertades hacen mella en la población. Sin embargo, el despiadado control del Capitolio está dispuesto a todo para impedir cualquier signo de rebelión.