La Policía levanta el cerco a la ‘okupación’ del cine Bogart
El Bogart, y el edificio de Atocha, durante las okupaciones(S. González).

Dos okupaciones en menos de 24 horas. Las dos a cargo del mismo colectivo y con el mismo fin: denunciar la falta de vivienda y la especulación. Si el domingo entraban en el cine Bogart, ayer tomaban un edificio en la calle Atocha.

Denuncian la falta de vivienda y la especulación inmobiliaria
Los okupas abandonaron Atocha una hora después de entrar en el inmueble que fuera
requisado por la Fiscalía en la investigación sobre corrupción en Marbella. Sin embargo, en el Bogart quieren permanecer siete días y que sea su sede de la Semana de Lucha Social, en la que participan 50 colectivos.

 

En el cine y tras 14 horas cercando a los encerrados, la Policía levantó el dispositivo por la mañana. A este edificio de cinco plantas de la calle Cedaceros (Centro) entraron el domingo unas 70 personas. Ayer, la Delegación del Gobierno retiró a los antidisturbios de la puerta, tras identificar a varios de los okupas, pero encomendó la decisión sobre un desalojo a la Junta de Seguridad Local, que se reúne hoy. El año pasado, este mismo colectivo tomó un edificio en la calle San Bernardo y lo mantuvo una semana con permiso oficial.

Apostasía masiva

Dentro del cine, una vez abierto, varias personas mantenían una reunión en el patio de butacas, mientras otras adecentaban el edificio. Otra acción protesta de ayer consistió en una apostasía masiva. Entregaron al arzobispado 150 peticiones para ser borrados de la lista de católicos.