Los supervivientes del accidente de Suiza dicen que el conductor estaba cambiando un DVD

  • Podría haber bastado para que el autocar rozara el bordillo de la autovía y el conductor perdiera el control del vehículo, señala un periódico suizo.
  • El portavoz de la Policía del cantón de Valais dijo desconocer esta versión y afirmó que en estos momentos le parece "pura especulación".
  • Un fallecido y dos heridos en el accidente de Suiza eran hispano-belgas.
Decenas de personas, en su mayoría menores, asisten en el exterior del ayuntamiento de la localidad belga de Lommel a un acto en memoria de los niños muertos en el accidente.
Decenas de personas, en su mayoría menores, asisten en el exterior del ayuntamiento de la localidad belga de Lommel a un acto en memoria de los niños muertos en el accidente.
OLIVIER HOSLET / EFE

El conductor del autocar accidentado en el sur de Suiza se disponía a cambiar un DVD del reproductor del vehículo justo antes de estrellarse contra una pared de un túnel en la localidad de Sierre, causando 28 muertos y 24 heridos, según los relatos de los supervivientes que la Policía no confirma. Entre los falelcido, se encuentra un menor con doble nacionalidad española-belga.

Una investigación conjunta del diario suizo Aargauer Zeitung y del belga Het Laatste Niews, publicada en sus respectivas ediciones digitales, apunta a este momentáneo desvío de atención del conductor del autocar como posible causa del trágico accidente.

De acuerdo a estos dos periódicos, un acompañante del grupo, que volvía a Bélgica tras una estancia en los Alpes, trajo al conductor inmediatamente antes del accidente un DVD, según han confirmado los niños heridos que se encuentran ingresados en hospitales del cantón de Valais.

Fuentes del gobierno regional confirmaron al diario suizo que los niños habían relatado esta versión de los hechos a sus padres y al personal hospitalario. Ese pequeño segundo de despiste al introducir el DVD en el aparato de reproducción podría haber bastado para que el autocar rozara el bordillo de la autovía y el conductor perdiera el control del vehículo, señalan el periódico suizo.

Conductores consultados por los diarios indican que se trata de una explicación plausible. El portavoz de la Policía del cantón de Valais, Renato Kalbermatten, dijo desconocer esta descripción de la reconstrucción de los hechos, y afirmó que en estos momentos le parece "pura especulación".

Según esta misma fuente, tal movimiento del conductor no habría sido captado por las cámaras de vigilancia del túnel. En el accidente que se produjo a última hora de la noche del miércoles, murieron 22 niños y seis adultos.

Los primeros cuerpos llegarán este viernes a Bélgica

Mientras tanto, los primeros cuerpos de los fallecidos en el accidente serán repatriados este viernes a Bélgica, mientras que este jueves llegan al país los primeros supervivientes de la tragedia.

Según ha informado el Gobierno, un avión de transporte C-130 del Ejército partirá esta tarde el aeropuerto militar de Melsbroek con destino a la ciudad suiza de Sion para recoger los cuerpos. Está previsto que la aeronave regrese el viernes a Bélgica, dado que no puede despegar de Sion una vez que caiga lo noche, han informado los medios belgas.

Por lo que respecta a los heridos, cuatro continúan en estado grave y tres de ellos no pueden ser transportados, según la agencia Belga. De los otros veinte, tres volverán por carretera junto a sus familias y otros tres regresan esta misma tarde en un vuelo regular. Otros lo harán posteriormente en un avión medicalizado, explica Belga.

Está previsto que se instalen capillas ardientes tanto en Lommel (al noreste de Bruselas) como en Heverlee (norte de Bélgica), las dos localidades en las que se encuentran las escuelas de los niños involucrados en el accidente, aunque el momento y los detalles están aún por determinar, según ha explicado la ministra belga del Interior, Joëlle Milquet.

La escuela Sint-Lambertus de Heverlee lamenta nueve muertos (siete niños y dos adultos acompañantes) y 17 heridos, dos de ellos de gravedad. Además de los dos chóferes muertos, el resto de las víctimas procede de la escuela 't Stekske, de la ciudad de Lommel, donde ha habido diecisiete muertos (quince niños y dos adultos) y siete heridos, dos de ellos graves.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento