Los datos indican que las ventas del comercio minorista disminuyeron en enero en todas las comunidades autónomas. Los mayores descensos se produjeron en Castilla-La Mancha (9,6 por ciento), Murcia (7,5 por ciento) y Andalucía (7,2 por ciento), mientras que los menores correspondieron a Ceuta (0,7 por ciento), Castilla y León (1,5 por ciento) y Baleares (2,6 por ciento).

Con respecto al empleo, la Comunitat es una de las regiones que registra las mayores bajadas, al registrar un descenso del 2,1 por ciento, junto con Andalucía y Aragón. Por su parte, Navarra es la región que más ha descendido, con un descenso del 2,2 por ciento.

A nivel nacional, las ventas del comercio al por menor bajaron en enero un 4,8 por ciento en relación a igual mes de 2011. Con el descenso de enero, el comercio minorista acumula ya 19 meses consecutivos de caída de sus ventas, si bien el retroceso experimentado en el primer mes del año se moderó respecto al registrado en diciembre.

Las ventas del comercio minorista, sin incluir las estaciones de servicio, retrocedieron en enero un 4,7 por ciento, mientras que las ventas en estaciones de servicio, bajaron un 3,8 por ciento en el primer mes del año en tasa interanual.

Todos los modos de distribución ellos redujeron sus ventas en enero, especialmente las grandes superficies, con una disminución del 8,1 por ciento. Le siguieron las empresas unilocalizadas (4,9 por ciento), las pequeñas cadenas (4,7 por ciento) y las grandes cadenas (1,9 por ciento).

Por su lado, el empleo en el sector del comercio minorista registró en enero una caída del 1,1 por ciento, dos décimas por debajo de la experimentada en diciembre. Todos los modos de distribución recortaron puestos de trabajo el año pasado, salvo las grandes cadenas, en las que la ocupación creció un 0,8 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Valencia.