Asturias busca el 25-M la estabilidad ausente en los ocho meses de gobierno de Cascos

  • Asturias acudirá el 25 de marzo a las urnas por tercera vez en menos de un año.
  • Foro Asturias, un partido creado dos meses antes en torno a la figura de Cascos, fue capaz de conseguir más diputados que el PSOE y superar al PP.
  • Cascos se ha mostrado convencido de que conseguirá repetir el éxito de aquellos comicios en los que obtuvo 16 de los 45 escaños de la Junta del Principado.
  • Lee la encuesta preelectoral del CIS sobre las elecciones asturianas.
Imagen de archivo del líder del FAC, Francisco Álvarez-Cascos.
Imagen de archivo del líder del FAC, Francisco Álvarez-Cascos.
ALBERTO MORANTE / EFE

Asturias acudirá el 25 de marzo a las urnas por tercera vez en menos de un año para tratar de alcanzar la estabilidad que su presidente, Francisco Álvarez-Cascos, no ha conseguido en los ocho meses que ha estado al frente de un Gobierno en minoría y cuestionado por la oposición, empresarios y sindicatos.

No obstante, hasta dónde ha podido llegar el desgaste de Cascos al frente del Ejecutivo asturiano es una cuestión sobre la que no se atreven a pronunciarse abiertamente otros candidatos ni miembros de su propio partido, que en las elecciones generales perdió casi la mitad de los votos que había cosechado unos meses antes.

Esa cautela tiene su origen en la sorpresa que supuso en las elecciones autonómicas del 22 de mayo que Foro Asturias, un partido creado dos meses antes en torno a la figura de Cascos, fuese capaz de conseguir más diputados que el PSOE y superar ampliamente al PP.

Ahora, Cascos se ha mostrado convencido de que conseguirá repetir el éxito de aquellos comicios en los que obtuvo 16 de los 45 escaños de la Junta General del Principado, y donde los socialistas se quedaron con 15, el PP con 10 e IU con 4.

"La mayoría de los asturianos no se rendirá ante la alianza PPSOE", ha dicho Cascos, que optará de nuevo a la reelección desde Foro Asturias, la formación que lidera desde que abandonó su militancia en el PP a principios de 2011 por disputas internas.

En estos meses, Álvarez-Cascos no consiguió llegar a ningún acuerdo ni pacto puntual con el PP y vio cómo eran derrotadas sus principales iniciativas parlamentarias como el proyecto de presupuestos para este año, lo que determinó el adelanto electoral, el primero en una comunidad autónoma 'de vía lenta'.

Pese a que en esta etapa de gobierno no fuese posible el pacto con el PP, las circunstancias pueden cambiar tras los comicios de marzo ya que los populares acuden a las urnas con unas listas renovadas y una nueva candidata, Mercedes Fernández, que se inició en su vida política en Gijón de la mano de Álvarez-Cascos.

La anterior candidata a las elecciones, Isabel Pérez-Espinosa, ha quedado fuera de la candidatura popular al igual que algunos diputados más enfrentados a Cascos como parte de una renovación que puede allanar el camino a un posible entendimiento con Foro, en el caso de que entre ambos sumen mayoría en el Parlamento regional.

Esta posibilidad también está abierta para la izquierda que mantiene altas sus expectativas de gobernar, como lo ha hecho en toda la etapa autonómica salvo en la legislatura que ahora concluye y en la 95-99 donde Sergio Marqués llegó al poder al frente de la candidatura del PP, del que acabó expulsado y fundando un nuevo partido.

PSOE e IU, liderados al igual que en mayo de 2011 por Javier Fernández y Jesús Iglesias, sumaron 19 diputados en las pasadas elecciones y se quedaron a 4 de conseguir entre ambos la mayoría absoluta, una barrera que han superado prácticamente siempre, aunque no en todas las ocasiones se pusieron de acuerdo para gobernar.

Esta vez, sin embargo, tendrán que contar también con la posibilidad de que UPyD entre en la escena política asturiana ya que en mayo se quedó a poco más de 500 votos de conseguir un diputado.

Superar la crisis y frenar el paro

En cualquier caso, a partir de esta noche, en la que arranca la campaña electoral, izquierda y derecha deberán afanarse en convencer a los asturianos de que ofrecen lo mejor para superar la crisis y frenar el paro, que se ha desbocado hasta rozar los cien mil desempleados, reducir el déficit o impulsar el sector industrial para alejar el fantasma de las deslocalizaciones empresariales.

El futuro de la televisión autonómica y del antiguo Centro Niemeyer de Avilés, objeto de fuertes polémicas en estos meses, también coparán buena parte de esta campaña, que se llevará a cabo de forma paralela a la de las elecciones andaluzas.

La nueva Cámara tendrá un mandato limitado por el término natural de la legislatura originaria de forma que los siguientes comicios deberían celebrarse, al igual que en el resto de comunidades de la denominada vía lenta, el cuarto domingo de mayo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento