Torre de Big Ben de Londres
La torre del reloj de las Casas del Parlamento de Londres, conocida como Big Ben. Kerim Okten / EFE

Los casi 10.000 turistas que cada año visitan el Big Ben, la torre del reloj del Parlamento británico, deberán pagar, a partir del 2 de julio, 15 libras (18 euros) por subir los 334 escalones de uno de los monumentos más conocidos de Londres.

Esta tarifa supondrá un gasto de 72 euros a una familia de cuatro personas

Según explicó este lunes en el Parlamento el diputado liberaldemócrata John Thurso, miembro de la Comisión de la Cámara de los Comunes, las 15 libras que costará la entrada, hasta ahora gratuita, servirán para cubrir las 112.000 libras (134.000 euros) de gastos que suponen las visitas organizadas a la torre.

Hasta ahora, quienes querían visitar el famoso reloj, observar cómo suena la campana de Westminster o contemplar las vistas de Londres desde los 62 metros de altura del Big Ben solo tenían que realizar una reserva, aunque a veces la espera era de cuatro meses.

Con este nuevo plan, que se empezará a aplicar coincidiendo con el Jubileo de Diamantes de la reina Isabel II y los Juegos Olímpicos de Londres 2012, los visitantes, además de hacer la reserva, tendrán que pagar 18 euros que servirán para costear los tours guiados.

No pretende generar un beneficio económico

Thurso subrayó que la iniciativa no pretende obtener un beneficio económico, sino solo cubrir los gastos generados por estas visitas.

Los parlamentarios conservadores se opusieron a esta iniciativa y aseguraron que es "vergonzosa".

El diputado "tory" Robert Halfon señaló que esta tarifa supondrá un gasto de 72 euros a una familia de cuatro personas y recordó que "el contribuyente británico ya está pagando por la Cámara de los Comunes y por el Big Ben".