Contra el Pacto del Euro
Imagen de archivo de la última protesta de los miembros de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) contra el Pacto del Euro. Christophe Karaba / EFE

Los sindicatos europeos convocaron para este miércoles en los 27 países miembros de la UE una jornada de protestas por las políticas de ajuste y disciplina fiscal impuestas desde las instituciones europeas a los gobiernos nacionales. En España, había previstas manifestaciones, concentraciones y otros actos públicos en todas las comunidades autónomas.

"Queremos decir alto y claro que hay alternativas a esta Europa sin solidaridad, sin planes, sin esperanza y sin perspectivas", señaló la secretaria general de la organización inspiradora de esta jornada de lucha europea, la CES, Bernadette Ségol. Para la CES, los efectos de la crisis financiera, económica y social han llegado a niveles insoportables en varios países.

Ante la "extrema gravedad" de la situación, los líderes europeos están haciendo de la "carrera por la austeridad su respuesta prioritaria". "La crisis sirve como un pretexto prefabricado para atacar el modelo social europeo, justificar los recortes de los salarios y los servicios públicos, debilitar la protección social y los derechos sindicales", ha denunciado Ségol.

"Daños colaterales dramáticos"

En el manifiesto conjunto que han elaborado CC OO y UGT con motivo de esta acción europea convocada por la CES, los sindicatos recuerdan que las políticas de recorte de las instituciones europeas han causado "daños colaterales dramáticos", pues se ha pasado de la recuperación de la economía a una nueva recesión en toda la UE, con el paro, la pobreza y la desigualdad al alza.  

Frente a estas políticas, los sindicatos defienden las alternativas defendidas por la CES, como la emisión de eurobonos, la reforma del BCE, un impuesto a las transacciones financieras, un programa europeo de empleo juvenil, y la ampliación de los plazos para reducir los déficit públicos.

Según CC OO y UGT, en España, los efectos de las políticas de austeridad y recorte han sido "devastadores": 5,3 millones de parados, cada vez más desempleados sin prestación y más de la cuarta parte de la población en la pobreza.

"Si el Gobierno de España se pliega al dogmatismo y a la ceguera reaccionaria de quienes mandan, tan mal, en la UE y acepta realizar un nuevo recorte de 30.000 o 40.000 millones en los presupuestos para 2012, el deterioro de los servicios públicos será irreversible", han denunciado.

Los sindicatos arremeten también contra la reforma laboral del Gobierno del PP por facilitar y abaratar el despido, suprimir la autorización administrativa en los ERE, dar al empresario la capacidad para modificar unilateralmente lo pactado en convenio, incluido los salarios, e individualizar las relaciones laborales, entre otros elementos.