La delegada del Gobierno: "No hay orden desde un despacho para decir que carguen"

La delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Paula Sánchez de León, se ha reunido esta manana con el secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarde.
La delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Paula Sánchez de León, se ha reunido esta manana con el secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarde.
Manuel Bruque / EFE

La delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Paula Sánchez de León, ha anunciado en rueda de prensa la apertura de un "expediente informativo" para estudiar si ha habido extralimitación policial para atajar las protestas de las últimas horas en la ciudad de Valencia; ha negado, además, que hubiera "una orden" desde un despacho para que los agentes procedieran a cargar contra los estudiantes.

"Los mandos policiales toman decisiones rápidas desde el mismo lugar", ha explicado ante las preguntas de los periodistas, asegurando que, solo si se confirma que hubo excesos por parte de los agentes, se depurarían responsabilidades. En cualquier caso, la delegada ha justificado la actuación policial desde el primer día en el que los estudiantes cortaron el tráfico en la ciudad: "No tenían otra vía", ha señalado.

Sánchez de León ha insistido en que ahora "el objetivo es recuperar la normalidad" y ha anunciado también reuniones con los estudiantes, con directores de centros y con la propia policía, apelando al "diálogo" para solucionar la situación y al derecho legítimo de manifestación de todas las personas.

Asimismo, ha pedido "responsabilidad" a los partidos políticos y ha admitido que el término "enemigo", que utilizó el jefe superior de la Policía, Antonio Morenoce, para referirse a los estudiantes no era el adecuado. Aun así, ha resaltado que en las protestas pudo haber "radicales" que participaron en los disturbios; "ayer el tema se desmadró", ha dicho.

"Prudencia" en las siguientes protestas

Sobre las manifestaciones de protesta convocadas este martes en repulsa por lo ocurrido, Sánchez de León ha asegurado que reinará la "prudencia" para evitar más problemas: "Voy a hacer todo lo posible y a dar las instrucciones necesarias para que lo de ayer no se repita".

Su departamento, ha añadido, no se cierra a hablar con los manifestantes, pero "no es fácil encontrar interlocutores en manifestaciones espontáneas", ha dicho la delegada. En unas horas, ha revelado la delegada, se reunirá con Albert Ordóñez, portavoz de la Federación Valenciana de Estudiantes (Faavem).

Por otra parte, en relación con los periodistas que están cubriendo informativamente las protestas, ha anunciado que ha dado instrucciones para que los fotógrafos de prensa "lleven petos" para ser identificados correctamente por los agentes y evitar incidentes.

Por último, Sánchez de León ha querido dejar claro que se está dedicando a "restablecer el orden" y que las peticiones de dimisión por parte del PSOE valenciano forman parte de la "labor política".

Clemente admite "posibles" excesos

Media hora antes, y tras reunirse con Sánchez de León, comparecía el secretario general del PP valenciano, Antonio Clemente, que ha considerado "posible" que hubiera "un exceso por parte de la policía" durante las protestas del lunes.

El popular ha explicado, tras ser preguntado por los periodistas sobre algunas imágenes en las que se ve a menores, que "la violencia no es algo que pueda solucionar las cosas".

Clemente dice que "entiende" que los policías sí sufrieron agresiones, pero que los estudiantes también y opina que "no ha habido un cambio" en la forma de actuar de las fuerzas del orden en la comunidad. Por otro lado, el secretario general ha apelado "al diálogo" y ha pedido "responsabilidad" a los dirigentes de otros partidos que han estado presentes en algunas de las protestas.

La cuarta jornada de protestas estudiantiles en la ciudad de Valencia se saldó este lunes con 25 detenidos, seis de ellos menores, de los que una docena permanece aún en dependencias policiales y pasarán allí  "el tiempo mínimo imprescindible" para tomarles declaración y hacer las diligencias oportunas, antes de pasar a disposición judicial, según fuentes policiales.

La delegada del Gobierno negó en un primer momento que hubiera habido "represión" policial contra los estudiantes y aseguró que si se detectara la "extralimitación" de algún agente habría "consecuencias", igual que para quien actuó de forma ilícita. Todos los menores fueron puestos anoche mismo en libertad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento