La Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) en Aragón y la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA) han apuntado que la reforma laboral que ha aprobado este viernes el Gobierno central "es necesaria para España".

En declaraciones a los medios de comunicación este lunes, el presidente de la CREA, Jesús Morte, ha puntualizado que la reforma "no están aún en su totalidad explayada", ya que "aún tiene que pasar el trámite parlamentario".

Por ello, ha considerado que aunque los sindicatos estén en contra de la reforma, "es muy posible que algunos de los aspectos que han visto que son negativos para ellos acaben siendo positivos".

No obstante, Morte ha opinado que hay que darle un tiempo a la reforma laboral, dado que "sus efectos beneficiosos no se van a notar hasta dentro de tres o cuatro años".

En lo que se refiere a la oposición sindical, ha apuntado que "si los sindicatos quieren hacer una previsión de que dentro de tres o cuatro años las cosas se van a poner peor con esta reforma yo no tengo nada que decir a eso, además están perfectamente legitimados para que el domingo 19 vayan a manifestarse".

Por otra parte, ha asegurado que "los empresarios no queremos despedir, ni barato ni caro, lo que queremos es financiación para nuestras actividades, que vengan pedidos a nuestras fábricas y a nuestras industrias, los empresarios lo que queremos es que se cree un marco legal que beneficie y de agilidad a los proyectos empresariales".

Asimismo, ha insistido que son los empresarios los que "de verdad" pueden crear empleo y que el empleo público, "que podría ser una solución al desempleo, acaba siendo un lastre para el país". En este sentido, ha apuntado que en Europa "los funcionarios suponen el 21 por ciento del gasto público, en España el 27 por ciento".

Morte ha insistido en que la reforma "va por el buen camino" y ha recalcado la importancia que se le da en ella "a la formación, a los jóvenes y a los parados de larga duración".

Para la CREA, se trata de "la reforma de la modernidad" que viene a suponer "una ayuda" a los empresarios para contratar a gente joven, "se ha hecho un cesto adecuado para los tiempos que corren".

Además, ha indicado que esta reforma "es posible que sirva" para que el desempleo no siga subiendo" pero "necesita de un tiempo para que los efectos positivos se noten".

También ha mostrado la necesidad de que se hable de todos aquellos empresarios "que por ultimar el despido de la plantilla se han quedado con una mano delante y otra detrás".

Adecuación de la legislación

Por su parte, el presidente de CEPYME-Aragón, Aurelio López de Hita, ha señalado que esta reforma "era necesaria". "Yo creo que a estas alturas hacía tiempo que se notaba la necesidad de una adecuación de nuestra legislación laboral a los parámetros que se dan en otros países europeos", ha apostillado.

"El momento es muy complicado, yo estoy convencido de que la reforma laboral no va a crear empleo, el empleo lo crea la reactivación económica motivada por la fluidez en el crédito y el incremento del consumo de la demanda", pero ha apuntado que sí que va a ser "beneficiosa".

Así, ha puntualizado que "cuando la situación se suavice y haya un repunte económico la reforma laboral va a contribuir a que los empresarios no tengan que soportar las trabas que había hasta ahora en cuanto a contratación". Por ello, la reforma ha sido calificada por el presidente de CEPYME-Aragón de "positiva" para las empresas que haya "una flexibilización y una facilidad mayor para poder contratar".

Por otra parte, ha apostillado la necesidad de una reforma financiera, pero "que no contribuya únicamente a salvar la estructura del sistema financiero sino que haga que ese sistema adapte su actividad a las necesidades de los autónomos y de las pequeñas empresas", dado que "si no se hace eso no podremos hablar nunca de reactivación de la economía española".

"La base está en la reactivación económica, que cuando vayamos por una calle veamos que se abren comercios y no que se cierran", ha aseverado López de Hita.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.