Las entidades que se fusionen no tendrán que comprometerse a dar crédito a familias y pymes

  • Aquellos bancos o cajas que se fusionen en los próximos meses solo tendrán el "objetivo cuantificado" de que tratarán de dar crédito en los próximos tres años.
  • El Real Decreto Ley del Saneamiento del Sector Financiero lo establece así.
  • Durante estos tres años de margen las entidades tendrán que desarrollar un plan de desinversión de activos inmobiliarios.
Imagen de archivo de la sede del Banco de España en Madrid.
Imagen de archivo de la sede del Banco de España en Madrid.
JORGE PARÍS

Las entidades financieras que participen en procesos de fusión ya no tendrán el compromiso explícito de conceder más crédito a familias y pymes, sino simplemente un "objetivo cuantificado" de que sí tratarán de hacerlo en los próximos tres años.

Así se recoge en el Real Decreto Ley de Saneamiento del Sector Financiero publicado este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Esta semana, el ministro de Economía, Luis de Guindos, explicó en rueda de prensa que las entidades que se embarcaran en nuevos procesos de fusión dispondrían de un año más, hasta 2013, para sanear su exposición al ladrillo.

Esta prórroga estaba sujeta a una serie de condiciones, como que las entidades tendrían un "compromiso" de incrementar el crédito a familias y pymes, y de hecho, así se recogía en uno de los últimos borradores que manejaba Economía.

Ese compromiso, quizá por las advertencias del sector de que sigue sin haber demanda solvente, ha quedado ahora reducido a la fijación de unos objetivos para los próximos tres años, tiempo en el que las entidades que se fusionen tendrán que desarrollar un plan de desinversión de activos inmobiliarios.

Fuentes financieras han explicado que de esta forma se anima también a las entidades a desprenderse de su cartera de inmuebles a precios más reducidos, pero también señalan que bastaría con que los bancos crearan inmobiliarias para cumplir con este requerimiento.

En cualquier caso, el gran requisito del Gobierno para conceder un año de prórroga en el saneamiento del riesgo inmobiliario sigue siendo que la integración de entidades aumente el balance de la mayor al menos un 20%, salvo en casos excepcionales, en los que bastaría con que lo hiciera más de un 10%.

Una excepción que, por ejemplo, puede beneficiar a Bankia si presenta la mejor oferta en la subasta de Unnim, aunque De Guindos subrayó en rueda de prensa que la regulación no está pensada para soluciones concretas y el grupo que preside Rodrigo Rato confía en lograr su saneamiento en un solo año.

Fusiones, no alianzas

Así las cosas, lo que está claro es que tendrán más tiempo para reforzar las provisiones para cubrir su exposición al ladrillo las entidades que anunciaron procesos de fusión desde el pasado 1 de septiembre o las que lo hagan antes del próximo 31 de mayo.

Aunque como novedad, el real decreto aclara que esta última fecha no será exigible en las integraciones de todas aquellas entidades controladas por el Estado: Unnim, Banco de Valencia, CatalunyaCaixa o NovaGalicia.

Todas las fusiones deberán concluir antes de que termine 2012 y permitirán cargar parte del saneamiento adicional contra reservas, con el consiguiente alivio para la cuenta de resultados.

Eso sí, las integraciones tienen que ser fusiones en sentido estricto y no alianzas bajo un Sistema Institucional de Protección, fórmula que sólo se les permite a las cooperativas de crédito, en su mayoría cajas rurales.

Por otra parte, el Banco de Españaha convocado este sábado a las entidades financieras a una reunión técnica en la que el director de Regulación, José María Roldán, explicará los detalles de la reforma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento