Pedro Morenés, ministro de Defensa
El ministro de Defensa, Pedro Morenés. Kote Rodrigo / EFE

El ministro español de Defensa, Pedro Morenés, descartó este jueves cualquier adelanto en la fecha de salida de la OTAN de Afganistán y aseguró que España mantendrá en el país fuerzas capaces de responder a cualquier agresión que reciban hasta 2014.

Tras reunirse con sus homólogos de la Alianza Atlántica, Morenés subrayó que existe un "acuerdo general de que el año 2014 es el año de salida de Afganistán, de acuerdo con lo que se estableció en Lisboa", en la cumbre de líderes de la organización celebrada en 2010. "Cualquier posible interpretación de que eso se va a adelantar o no se va a adelantar no responde a la realidad", afirmó en declaraciones a los periodistas.

Tenemos que estar prevenidos a la hora de poder responder ayudando a las fuerzas afganas Morenés debatió este jueves con el resto de ministros de la OTAN la situación de la transición en Afganistán, horas después de que el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, manifestase la intención de su país de abandonar en 2013 el "rol de combate formal", al completar la transferencia de todas las provincias a las fuerzas afganas.

Según Morenés, ese proceso de responsabilidad no supone que las tropas aliadas dejen de combatir. "No significa que durante esa transición no pueda haber incidentes importantísimos que tenemos que atender con nuestras fuerzas armadas allí", insistió. El ministro hizo hincapié, además, en que la transición no va a eliminar los riesgos para los soldados españoles.

"Tenemos que estar especialmente prevenidos a la hora de poder responder ayudando a las fuerzas afganas", explicó, al tiempo que garantizó que España tendrá durante todo ese periodo -hasta finales de 2014- "fuerzas capaces de responder a cualquier agresión" que se reciba y recalcó: "no vamos a bajar la guardia en ningún sentido".

Morenés, en su primera visita a la OTAN como ministro, tiene previsto mantener varios encuentro bilaterales, incluido uno con Panetta. Según explicaron fuentes aliadas, el jefe del Pentágono aseguró al resto de ministros que EE UU seguirá combatiendo durante 2014, a pesar de que la Alianza habrá cedido entonces el liderazgo a las fuerzas afganas.

Francia, después de anunciar que acelerará la salida de sus tropas de combate a 2013, dijo al resto de socios que mantiene el compromiso con la estrategia acordada en Lisboa, que fija el horizonte de las operaciones en 2014. "Llegamos juntos y nos iremos juntos, no hay duda", afirmó el ministro francés de Defensa, Gérard Longuet, de acuerdo con las fuentes.