Los miembros de la Brigada de Policía Judicial, en sus labores de investigación, y la Brigada de Seguridad Ciudadana establecieron un dispositivo especial de vigilancia tras conocer que se habían producido robos desde finales de noviembre de 2011 en varias casas y una peluquería situadas en Camino Viejo de Callosa.

Las investigaciones han permitido localizar y detener a un total de seis presuntos miembros de la banda, cuatro hombres y dos mujeres de edades comprendidas entre 20 y 48 años, en el barrio oriolano de Rabaloche.

En esta operación, los agentes además se han intervenido de numerosos efectos, joyas, equipos electrónicos y de telefonía, presuntamente procedentes de robos en viviendas.

'

Modus operandi'

Para llevar a cabo los robos, los miembros del grupo supuestamente escalaban la fachada y accedían al interior de las viviendas por alguna ventana o puerta de balcón.

Una vez en su interior, presuntamente sustraían objetos de valor —tales como ordenadores personales, móviles, cámaras de video y fotografía, dinero y joyas— y salían por la puerta principal del domicilio, todo ello mientras sus moradores dormían, sin enterarse de lo que estaba ocurriendo hasta que se despertaban por la mañana.

Sin embargo, y pese a su habilidad, en alguno de los robos cometidos fueron sorprendidos por las víctimas y tuvieron que huir sin lograr su objetivo, como es el caso de uno de los robos cometidos en la pedanía oriolana de Desamparados en el que uno de los autores fue sorprendido en el cuarto de baño por una de las inquilinas de la vivienda.

Así mismo, en otro robo perpetrado en la calle la Plaza de la Salud de Orihuela, los propietarios del domicilio, estando durmiendo detectaron la presencia de un individuo en su interior, si bien se hicieron los dormidos por miedo a sufrir una agresión.

Una vez detenidos los seis presuntos miembros del grupo, los agentes practicaron dos registros domiciliarios dónde se intervinieron de los siguientes efectos: 15 teléfonos móviles; dos televisores; tres cámaras de fotos; una cámara de video; joyas; relojes; bisutería; una caña de pescar; dvd; un MP3; dos videoconsolas y gafas de sol, entre otros objetos.

La Policía Nacional considera que hasta el momento ha esclarecido once robos ocurridos en las pedanías oriolanas de Molins, Desamparados y casco urbano de Orihuela.

Además, continúa las gestiones para determinar la procedencia de los efectos recuperados, así como la implicación de los arrestados en otros hechos de similares características y la participación de terceras personas, por lo que no se descarta que se puedan producir nuevas detenciones.

Por su parte, los arrestados ya han pasado a disposición del juzgado de instrucción 2 de Orihuela, según han confirmado las mismas fuentes.

Consulta aquí más noticias de Alicante.