La quiebra ha afectado a varias aerolíneas en los últimos años y algunas lograron sobrevivir

Aviones de American Airlines.
Aviones de American Airlines.
AMERICAN AIRLINES

La compañía aérea Spanair,que ha solicitado la suspensión de sus actividades a Aviación Civil ante lo "insostenible" de su situación financiera con fuertes pérdidas y un alto endeudamiento, es un caso más entre el constante goteo de líneas aéreas que han quebrado en los últimos tres años. Algunas han sido definitivamente cerradas (Air Comet), otras fueron absorbidas (Sterling Airways), algunas (Japan Airlines) fueron reflotadas gracias a la intervención del Estado y otras, como American Airlines, lograron sobrevivir tras una suspensión de pagos.

American Airlines y American Eagle

El grupo estadounidense AMR, que agrupa a las filiales American Airlines y American Eagle, se acogió en noviembre de 2011 y de manera voluntaria a la suspensión de pagos. La compañía justificó que la decisión se producía "con la intención de conseguir una estructura de los costes y de la deuda más competitiva" y por "el mejor interés de sus accionistas". Las dos aerolíneas acontinuaron perando con "completa normalidad".

Air Comet

La compañía Air Comet, propiedad del expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y de su socio Gonzalo Pascual, echó el cierre en diciembre de 2009, tras admitirse una demanda por impago presentada por el banco alemán Nord Bank, con el que la aerolínea tenía un contrato por el leasing de su flota. Tres meses después de dejar de operar, Air Comet presentó el concurso voluntario de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid, con una deuda próxima a 160 millones de euros.

Alitalia

La compañía aérea de bandera italiana pidió en agosto de 2008 poder declarar el estado de insolvencia y pasar a una administración extraordinaria para salir de su crisis financiera. Alitalia se acogió a la ley de quiebra quefue modificada de forma expresa por el Gobierno para salvar a la aerolínea de bandera. La decisión del Consejo de Administración se produjo por un endeudamiento de 1.172 millones de euros.

Sterling Airways

La aerolínea de bajo coste danesa cerró en octubre de 2008 cuando contaba con vuelos regulares y chárter a unos 40 destinos en Europa. La segunda aerolínea danesa por aquel entonces se declaró en quiebra técnica al no poder sus dueños islandeses inyectar más dinero en la compañía debido al colapso financiero de Islandia. La compañía, con casi 50 años de historia, contaba con una flota de 27 aviones, 39 destinos -incluidas varias ciudades españolas como Alicante o Barcelona- y una plantilla de unos 1.100 empleados.

Japan Airlines

La aerolínea nipona Japan Airlines (JAL), la mayor de Asia, presentó en enero de 2010 su declaración de bancarrota ante un tribunal de Tokio. Fue la sexta mayor quiebra en la historia de Japón después de la II Guerra Mundial y la más grave de una compañía no financiera nipona. La deuda de la compañía aérea era de 2,32 billones de yenes (17.805 millones de euros) y el Ejecutivo nipón presentó un plan de reestructuración para no interrumpir sus operaciones que incluía el recorte de 15.000 empleos, casi un tercio de la plantilla.

Sabena

La belga Sabena presentó su declaración de quiebra el 7 de noviembre de 2011. Tras reorganizarse, de su filial Delta Air Transport nació SN Brussels Airlines.

Varig

La brasileña Varig salió a la venta en concurso público el 8 de junio de 2006. En 2007 fue adquirida por Gol, uno de los grupos aéreos más importantes del país.

Air Madrid

El 21 de diciembre de 2006, la aerolínea española de bajo coste Air Madrid presentó suspensión de pagos. A mediados de enero de 2012 la compañía se comprometió a pagará en el plazo de un año a la mayoría de los pasajeros afectados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento