Jorge Moro Ruiz
Jorge Moro Ruiz Archivo

El pasado 19 de diciembre un prestigioso despacho de abogados estadounidense presentaba una denuncia en nombre de la cantante Madonna contra un español, Jorge Moro Ruiz. En la denuncia, se atribuía a ese zaragozano de 31 años, responsable de tienda de suministros eléctricos, un cargo de "descubrimiento y revelación de secretos". Concretamente, se le acusaba de haber filtrado una maqueta de uno de los temas de la reina del pop, antes de que la canción viera la luz y cuando aún se encontraba en proceso de producción.

A partir de entonces, para Moro Ruiz comenzó una "pesadilla", relata este joven que llegó a pasar siete horas detenido en la comisaría de su ciudad.

Madonna y sus agentes se han ahorrado un pastón en publicitar su nuevo disco No fue hasta un mes después, el 10 de enero, cuando su caso fue al fin archivado tras una comparencia judicial. Y no por falta de pruebas, sino "mediante un sobreseimiento libre, que se dicta cuando se ha comprobado que no hay delito y queda demostrada la inocencia del denunciado", aclara Javier Notivoli, el abogado que se encargó del caso.

Moro Ruiz recuerda lo ocurrido como una historia "surrealista"  que se ha saldado, entre otras cosas, con su nombre en una ficha policial y en un archivo de delincuentes digitales.

Para este fan declarado de Madonna desde los 4 años, pensar en lo ocurrido le provoca "rabia, tristeza e impotencia". Asegura que todavía encuentra alguna página web que afirma que se encuentra en la cárcel cumpliendo condena. Y se revuelve cuando recuerda que su hasta ahora ídolo musical salió en el programa televisivo de Graham Norton y afirmó públicamente, refiriéndose a él, que ese "hacker español merecía estar en la cárcel por haber cometido una ofensa criminal": "El público incluso aplaudió sus palabras. Madonna debería haber sido más prudente y esperar a que saliera la sentencia antes de acusar a alguien públicamente. Pero, al parecer, ella tiene derecho a eso y mucho más", exclama, dolido, Moro Ruiz antes de admitir que, desde entonces, no ha sido capaz de escuchar ni una sola canción de la estadounidense.

Su aparición estos últimos días en dos medios (El País y en CromosomaX) obedece a su deseo de limpiar su imagen y a que la gente conozca al fin la verdad de su historia. Una historia que no parece que vaya a culminar con la petición de perdón por parte de Madonna: "Me gustaría que Madonna se disculpara, pero no creo que lo haga", reconoce Moro Ruiz, para quien ese gesto sería la prueba de que la cantante "no es una señora sin escrúpulos que solo piensa en llenar estadios con sus conciertos y vender discos".

Pese a la admiración que un día la profesó, hoy no descarta que la diva del pop haya utilizado su caso para promocionar su trabajo: "Ella y sus agentes se han ahorrado un pastón en publicitar el nuevo disco, la canción y la actuación en la Superbowl, mientras yo perdía dinero cerrando la tienda en la que trabajo para ir al psicólogo y al abogado".

Deducciones erróneas

La razón por la que el equipo de Madonna llegó a la conclusión de que Moro Ruiz había sido el culpable de filtrar el tema Gimme all your love de Madonna es aún un misterio. Según el abogado Javier Notivoli, los abogados "llegaron a él a través de un complejo sistema de deducciones informáticas" que resultaron ser "erróneas".

Al parecer, el tema Gimme all your love llegó a un foro digital llamado Madonna Chile a través de un internauta apodado 'Mjco'. Moro Ruiz era uno de los usarios habituales de ese site y al ver el tema, se lo descargó en su disco duro, al igual que "lo hicieron más de 3.300 usuarios", subraya Notivoli.

La investigación policial demostró finalmente que la IP del zaragozano no se correspondía con el de la persona que había subido el tema a Internet.