Jeff Widener
Jeff Wiedener sostiene la famosa foto del hombre ante los tanques que hizo en la plaza de Tian'anmen en 1989 © Tim Mantoani / Behind Photographs: Archiving Photographic Legends

Fotos legendarias que todos llevamos en nuestra memoria visual: el hombre detenido ante el tanque que avanza hacia la plaza de Tian'anmen en 1989; Muhammad Ali derrotando a Sonny Liston en 1969; el cadáver del senador Robert F. Kennedy minutos después de ser asesinado en 1968; la muchacha afgana de tristísimos ojos verdes retratada en 1982 para National Geographic...

No hace falta conocer el contexto para que recordemos algunas fotos y sepamos dónde estábamos o qué hacíamos cuando nos enfrentamos a su poder por primera vez. Son imágenes icónicas, válidas por sí mismas, significantes y significado al mismo tiempo.

¿Sabemos quién sostuvo la cámara?

Pero, ¿podríamos recordar el nombre del fotógrafo?, ¿sabríamos quién sostuvo la cámara, midió la luz, calculó el diafragma y la distancia focal y apretó el obturador? Contestas a esas preguntas y, al y tiempo, rendir homenaje a los grandes reporteros gráficos de las últimas décadas ha sido el objetivo de Tim Mantoani durante los últimos cinco años.

Este fotógrafo establecido en San Diego (EE UU) acaba de autoeditar el libro Behind Photographs: Archiving Photographic Legends (Tras las fotografías: archivando a leyendas fotográficas), 208 páginas dedicadas a mostrarnos quién estaba detrás de la cámara.

"Había un vacío. No se ha dado suficiente crédito a estos fotógrafos", dice Mantoani, que se gana la vida como fotógrafo comercial y publicitario, y que llevaba años intentando que las fotos convertidas en símbolo tuvieran cuerpo y nombre detrás.

El talento de las personas que captaron momentos convertidos en historia Hizo una lista de 150 fotos-icono, realizadas por otros tantos maestros del reportaje, y desde diciembre de 2006 empezó a retratarlos uno a uno. "Quería que se reconociera el talento de las personas que fueron capaces de captar momentos fugaces que se han convertido en historia", añade el autor del proyecto.

Para dar a la idea un valor especial, Mantoaini decidió utilizar una cámara única, la Polaroid conocida como mamut, que pesa 107 kilos, va montada sobre un chasis con ruedas y hace negativos de 2o por 24 pulgadas (50,8 por 60,96 centímetros), los más grandes en película instantánea. Hay escasas unidades en funcionamiento y cada foto cuesta unos 200 dólares (unos 153 euros).

La mamut alcanzó cierta notoriedad cuando el fotógrafo John Reuter retrató a Lady Gaga con la inmensa cámara para celebrar que la cantante había sido nombrada directora creativa de Polaroid.

"Perdemos formas de hacer fotos"

La dificultad añadida por el medio fue una manera de Mantoani para fijar la atención en la progresiva desaparición de soportes fotográficos analógicos. "Hemos llegado a un punto en que no sólo perdemos a grandes fotógrafos icónicos, sino también formas de hacer fotografía", dice.

Entre los reporteros retratados en Behind Photographs: Archiving Photographic Legends están Steve McCurry, Elliott Erwitt, Jeff Widener, Neil Leifer, Bill Eppridge, Brent Stirton y Herman Leonard, que murió antes de que el libro fuese editado.