Nicolás Vallejo-Nágera: el 'playboy' semidomesticado

  • No se ha pronunciado sobre su crisis con Paulina Rubio.
  • Ella ha marcado un antes y un después en su vida.
Colate, posando a su llegada a una fiesta.
Colate, posando a su llegada a una fiesta.
ARCHIVO

Figura quijotesca. Nariz superlativa, que diría Quevedo, sayón y escriba, que divide una mirada azul y saltona, herencia probable de sus genes franceses. Su boquita, fruncida en un gracioso gesto, parece reírse de la vida y con la vida. Su enmarañada melena, a juego con la mata pectoral que asoma por el amplio escote de su camisa, desvela una aparente, que no cierta, dejadez por su estética. Nada más lejos de la realidad. Amante de los veleros, el boxeo y, cómo no, la música, Nicolás Vallejo-Nágera sabe bien qué imagen da, de dónde viene y adónde va.

Una familia ecléctica

Colate nació en 1972 en Madrid, hijo de un ingeniero, José Ignacio Vallejo- Nágera, y Sabine Déroulède, que más tarde dirigiría durante muchos años la revista Casa & Jardín. En su familia, no obstante, el famoso (hasta que llegó él) era su tío, el psiquiatra y escritor Juan Antonio Vallejo-Nágera, cuya profesión siguió su hija Alejandra. La hermana de Colate, Samantha, se decantó en cambio por la cocina y el catering. Con semejante batiburrillo, y teniendo en cuenta las dotes sociales de Colate en el mundo de los saraos y las fiestas, pronto se dio cuenta de que lo suyo era la comunicación. En el año 2000, concluidos sus estudios en Relaciones Internacionales y Diplomacia y tras haber dado la vuelta al mundo a bordo del buque escuela Juan Sebastián Elcano, creó la agencia CMG All Productions con clientes como Volvo, Chanel y Estée Lauder.

El galán y su ‘chica dorada’

Las primeras noticias del romance entre el empresario y la cantante mexicana Paulina Rubio, en 2005, arrancaron con escepticismo. Fue un amigo común, el empresario Javier Hidalgo, quien los presentó en Altea. Por entonces, ambos tenían pareja, pero Nicolás confesó más tarde que sintió algo "superior a lo físico" en aquel momento por la ‘chica dorada’. Después se reencontraron en Montecarlo, y esa vez ambos estaban libres. Contra todo pronóstico, se casaron en 2007, y él se convirtió en un amante marido que seguía a su mujer en todas sus giras. En noviembre de 2010 nacía su primer hijo, Andrea Nicolás. ¿Consiguió el ciclón mexicano domesticar al playboy? Por un tiempo parece que sí.  Habrá que ver qué sucede si se confirma la noticia de su separación definitiva de Paulina.

Un pañuelo para ellas

Llamado el Hugh Grant español, Colate cuenta con una amplia lista de conquistas: la presentadora Patricia Pérez, Alejandra Conde (hija de Mario Conde), Elsa Pataky e incluso Elena Tablada figuran en ella. Pero sus relaciones más populares, con Eugenia Martínez de Irujo, Inés Sastre y Paulina Rubio, tienen un curioso denominador común: todas cayeron en sus redes cuando acababan de romper con sus anteriores novios. ¿Casualidad?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento