Luis de Guindos
Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad. EFE

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado a los representantes del PP en la Comisión de Economía del Congreso que el informe que el Fondo Monetario Internacional (FMI) emitirá próximamente podría incluir una previsión de crecimiento negativa para España en 2012, ya que hay cierto consenso entre los analistas y los mercados de que el PIB español pueda caer el 1% durante el presente ejercicio, según informaron fuentes populares.

De Guindos también destacó el hecho positivo de que la inflación iba a frenarseEl titular de Economía mantuvo un encuentro, poco después de las doce del mediodía de este miércoles, con los miembros del Partido Popular que integran la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados. Lo hizo tan sólo un par de horas después de que se constituyera oficialmente la citada Comisión, que preside la 'popular' Elvira Rodríguez.

El objetivo de la reunión era coordinar la actividad parlamentaria en materia económica, así como las comparecencias que tendrán lugar próximamente. La suya será el día 7 de febrero. Durante el encuentro, el ministro realizó un análisis de la situación y expuso a los populares la necesidad de actuar de forma urgente para sentar unas bases sólidas que permitan salir de la crisis y generar empleo.

Seis meses duros

En su exposición señaló que los próximos seis meses serán muy duros para la economía española, pero al final de su intervención, quiso enviar un mensaje optimista alegando que hay trabajo y compromisos suficientes para salir adelante a pesar de estos datos.

Mostró su confianza en que, aunque los primeros seis meses del año sean duros, se logre remontar la situaciónDe hecho, explicó que entre los analistas y los mercados hay un cierto consenso en que el PIB español podría retroceder en torno a un punto durante este ejercicio. Por lo que avisó de que no sería de extrañar que, en este contexto, en el próximo informe que publique el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre España podría contenerse una previsión negativa de crecimiento. La fecha prevista para el nuevo informe del FMI es el 24 de enero.

Sin embargo, señaló que en este tipo de previsiones no están incluidas las reformas que el Gobierno español aún no ha emprendido, pero que tiene previsto poner en marcha en las próximas semanas, entre las que citó la Ley de Estabilidad Presupuestaria, la reforma laboral y la reforma del sistema financiero.

Por ello, mostró su confianza en que, aunque los primeros seis meses del año sean duros, se logre remontar la situación y se pueda mejorar el consenso negativo que existe entre los analistas. De Guindos también destacó el hecho positivo de que la inflación iba a frenarse, según las fuentes consultadas.