Medio centenar de personas pertenecientes al movimiento 'Yo no pago' contra los recortes sociales han protagonizado este domingo en la estación de Callao del metro de Madrid una serie de choques con decenas de policías cuando intentaban colarse gratis en el recinto.

Según la jefatura de policía, hay 4 detenidos por desobediencia y resistencia a la autoridad: "(los policías) han tenido que utilizar la fuerza, la mínima imprescindible, para evitar que (los manifestantes) se cuelen", han dicho a 20minutos. Imágenes del forcejeo muestran a los policías tratando de evitar con porras y usando la fuerza que varias personas salten los accesos al metro.

Según fuentes de la comisión de Legal del 15-M, hay 6 heridos, uno de ellos con heridas en la cabeza.

Los manifestantes gritaron consignas como "Vuestra crisis no la pagamos" o "Una estafa no es un delito, pero colarse en el metro sí" Tras eses momentos de tensión, la situación ha vuelto a la normalidad. Tanto en las paradas de Callao como de Sol se han desplegado policías municipales y unidades de antidisturbios.

Con pancartas de "Yo no pago", todas las personas identificadas con este movimiento, inspirado en la iniciativa griega 'Den Plirono', estaban convocados para protestar en la estación de metro de Sol, pero al ver la fuerte presencia policial decidieron acudir a la estación de Callao, muy próxima a Sol, para protestar "contra los recortes sociales" y las subidas del precio del transporte público.

Durante toda la protesta, los manifestantes gritaron consignas como "Vuestra crisis no la pagamos", "Menos policía y más educación", "Una estafa no es un delito pero colarse en el metro sí" y "Más por menos", en referencia a la campaña de la Comunidad que compara el precio del metro en Madrid y otras ciudades europeas.

La convocatoria del movimiento 'Yo no pago' se realizó a través de las redes sociales (poseen una página en Facebook). En ella se marcó este domingo como día de protesta, que se extendió también a las ciudades de Barcelona (parada Plaza Catalunya), Valencia (Xàtiva), Sevilla (parada de metro Primero de Mayo) y Bilbao (parada de metro Abando).

Valencia

Una treintena de personas acudió a la estación de Xàtiva de Metrovalencia para intentar saltarse los controles de acceso.  Sin embargo, una docena de agentes de la Policía Nacional, interventores y miembros de la seguridad privada vigilaban los accesos e incluso habían cerrado uno de ellos para evitar que los manifestantes se colaran.

Ante la vigilancia policial, las personas allí concentradas bajo el movimiento 'Yo no pago' entraron por una boca del metro y salieron por la otra para ver la reacción de los agentes y posteriormente disolverse.

Barcelona

Un centenar de personas partidarias del movimiento 'Yo no pago' se han colado en la parada de metro de plaza Catalunya de Barcelona para protestar contra la subida de tarifas del transporte público. Los participantes se han reunido en el centro de la plaza y se han desplazado hasta la parada de metro para entrar en los vestíbulos.

Ante la mirada atónita de los revisores y personal de TMB (Transports Metropolitans de Barcelona), han coreado gritos como "¡Que pague Urdangarin!", "Este billete no lo pago" o "Transporte gratuito para los parados". Los manifestantes se han limitado a superar la barrera para entrar y después salir, sin llegar a bajar a los andenes del metro.

En declaraciones a Europa Press, Edu Moreno, un integrante del movimiento, ha asegurado que las nuevas tarifas del transporte público son "abusivas" y ha exigido el transporte gratuito para los parados, algo a lo que se asegura que se comprometió el alcalde, Xavier Trias.

El origen del movimiento

El movimiento 'Yo no pago' está inspirado en una iniciativa similar llamada 'Den Plirono' que surgió en Grecia el año pasado a raíz de la subida del precio del transporte y que organiza acciones en el metro, las estaciones o las autopistas, donde "bloquean las máquinas de pago ante la permisividad de los empleados" o "levantan la barrera para que todo el mundo pase gratis".

Estos grupos, como otras iniciativas sociales, se organizan por Internet y convocan acciones festivas de "resistencia a pequeña escala" y "subversivas".

Las protestas han llegado a tal nivel que, "hace un mes, el alcalde de la localidad de Stilidas, Apostlos Gletsos, afectada por un caro peaje y sin ruta alternativa para ir a los pueblos del entorno, derribó con una excavadora el puesto de peaje". "Fue detenido y, tras ser puesto en libertad, sus paisanos lo recibieron como un héroe", asegura 'Yo no pago' en su perfil de Facebook.

Por eso, 'Yo no pago' avisa ya en su perfil de Facebook que tiene como intención "seguir los pasos del mismo movimiento, que ha gozado de gran éxito y aceptación entre su población", y continuar convocando acciones de este tipo.