Los trabajadores de la compañía tecnológica andaluza Sadiel, unos 1.300, prevén convocar una huelga indefinida a partir del 25 de enero ante los "retrocesos" en sus derechos y por una "multitud" de despidos a lo largo de 2011.

Fuentes del comité de empresa han señalado a Europa Press que, en 2011, se han producido unos 200 despidos, que "han sido llevados a los juzgados" donde "se ha demostrado que no son por cuestiones objetivas" y "algunos se han declarado nulos". Además, según han detallado, se ha eliminado de forma "unilateral" una paga variable, los beneficios sociales y la jornada intensiva de verano "después de 28 años".

La empresa, según fuentes del comité, alega la situación económica, aunque "en 2010, últimas cuentas auditadas, ha obtenido los mayores beneficios y han roto los moldes en el reparto de dividendos entre sus socios". En este sentido, han destacado lo "indignante" de esta situación.

De esta manera, los trabajadores acordaron "de forma mayoritaria" en asamblea convocar una huelga indefinida a partir del 25 de enero, con el objetivo de que "retrocedan en todo lo que nos han quitado", que, además advierten, "lo han hecho en el marco de la negociación de un convenio colectivo".

Esta situación viene afectado a los trabajadores de Sadiel desde que "el presidente de Ayesa, José Luis Manzanares, se hizo con el 51 por ciento de la firma consultora", según estas fuentes. De manera que el 21 de enero de 2011, el grupo de ingeniería andaluz Ayesa firmó en Sevilla el acuerdo de intenciones para formalizar su entrada en el accionariado de la consultora tecnológica andaluza Sadiel y no fue hasta el 15 de mayo cuando adquirió el 51 por ciento del capital de la empresa.

Así, el grupo Ayesa se convirtió en accionista mayoritario de Sadiel, con el 51 por ciento del accionariado; mientras que IDEA y Endesa cuentan con un 22 por ciento, respectivamente, y Corporación Empresarial Cajasol mantiene un cinco por ciento.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.