La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha manifestado en el discurso de fin de año, que "es hora de que renovemos nuestra disposición a hacer los sacrificios que son indispensables para devolver la pujanza social y económica a Aragón y para que vuelva a haber empleo".

Para eso, ha dicho, el Gobierno "que presido ha comenzado ya a hacer su trabajo y a hacerlo en serio" y "lo mismo está ocurriendo en el Gobierno de la nación", de forma que "estamos cumpliendo nuestros compromisos y al hacerlo estamos poniendo bases muy sólidas para nuestra recuperación. Nos hemos puesto manos a la obra mediante un programa reformista que transformará para bien nuestra Comunidad".

Rudi ha dirigido por primera vez un discurso de fin de año a los aragoneses como presidenta de la Comunidad autónoma y ha deseado a todos los que viven y trabajan en Aragón unas fiestas de Navidad "muy felices" y un año 2012 "lleno de buenas noticias" y ha tenido un recuerdo y ha manifestado sus "mejores deseos" para los aragoneses de origen y de vocación allí donde se encuentren.

"Un año nuevo en el que las esperanzas que todos albergamos para nosotros mismos, para nuestras familias, para nuestra Comunidad y para nuestra nación se hagan realidad", ha apuntado, para comentar que el mensaje de fin de año "simboliza que entramos juntos en el nuevo año" y "eso es muy importante porque ahora, más que nunca, debemos mantenernos unidos".

Rudi ha reconocido que el 2011 "pasará a nuestra historia como uno de aquellos en los que la crisis nos golpeó con más dureza", a causa de la cual "muchas personas lo están pasando muy mal" y "no ven salida a su situación e incluso han perdido la esperanza".

La presidenta de Aragón ha agregado que el desempleo "es una realidad sangrante e inaceptable" porque "sin empleo se pierden los proyectos personales, se pierden las ilusiones y se pierde la confianza en el futuro; sin empleo se pierde incluso la fe en uno mismo y en los demás, se pierde la fe en la sociedad".

Por eso, esta crisis "está haciendo que muchas personas se sientan abandonadas, sientan que nadie se ocupa de ellas, que nadie las tiene en cuenta", y creen "que nadie entiende la gravedad de lo que les pasa".

No ocultar las dificultades

Luisa Fernanda Rudi ha sostenido que "Aragón, como sabíamos perfectamente, no es una isla de prosperidad en mitad de la crisis" y "la sufrimos como la sufre nuestro país e, incluso, en ocasiones, con especial intensidad", para reivindicar que "no debemos, nunca, ocultar las dificultades, que son grandes".

La presidenta de Aragón ha abundado al señalar que "no debemos esconder los problemas, que son difíciles de resolver" y "no debemos disimular las complicaciones de todo tipo que ha originado esta crisis y de cómo se ha gestionado, que son de enorme importancia".

Sin embargo, Rudi ha querido transmitir a la sociedad aragonesa "un mensaje de esperanza" ya que "pese a su dureza, 2011 ha sido también un año de cambios sociales y políticos que anuncian un tiempo distinto y seguramente mejor" y por eso hay que "llevar a nuestro ánimo esperanza e ilusión".

En este sentido, ha abogado por reafirmar "nuestro compromiso colectivo con el futuro de nuestra Comunidad pese a todas las dificultades" y ha reiterado su decisión "de hacer lo necesario para vencer a la crisis".

Así, ha defendido, "renovemos nuestra disposición a hacer los sacrificios que son indispensables para devolver la pujanza social y económica a Aragón, y para que vuelva a haber empleo. Para mantener y modernizar nuestro sistema de bienestar".

Hemos empezado a recuperar el buen camino

Rudi ha apuntado que si bien "tenemos muchos problemas, nadie lo duda, hemos empezado a recuperar el buen camino que habíamos perdido y, aunque no será cuestión de unos pocos días, sino una tarea de años, tengo la seguridad, y así quiero transmitirla, de que haciendo las cosas bien, con responsabilidad y ejemplaridad, con la austeridad por costumbre y el buen gobierno por norma, pronto volveremos a contemplar horizontes mucho más despejados".

La presidenta de Aragón ha recalcado que el Gobierno que preside "ha comenzado ya a hacer su trabajo y a hacerlo en serio" y "lo mismo está ocurriendo en el Gobierno de la nación; estamos cumpliendo nuestros compromisos, y al hacerlo estamos poniendo bases muy sólidas para nuestra recuperación".

Según ha explicado, "nos hemos puesto manos a la obra mediante un programa reformista que transformará para bien nuestra Comunidad, que le dará el impulso modernizador que necesita para ser la Comunidad líder que queremos".

Asimismo, como presidenta del Gobierno de Aragón "quiero expresar mi plena confianza en nuestras capacidades, como aragoneses y como españoles" porque "somos una gran sociedad y éste es el momento de demostrarlo".

En esta línea, ha animado a todos "a alzarse frente a cada dificultad, a levantarse ante cada tropiezo, a recuperar la esperanza allí donde se haya perdido" y ha prometido que "siempre tendrán a su lado al Gobierno de Aragón y a su presidenta".

Para concluir, Rudi ha afirmado que "saldremos de la crisis, saldremos juntos y saldremos todos; manteniendo nuestro modelo de cohesión social, que para mí es irrenunciable, y haciendo honor a los valores y a los principios que nos constituyen como sociedad" y ha formulado el deseo, en nombre de todos, de que 2012 "sea el primer año de nuestra recuperación".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.