Guardia Civil
Un coche de la Guardia Civil entra en un cuartel. ARCHIVO

El Ministerio del Interior paga, al menos desde el año 2006, los gastos de limpieza de todas las residencias oficiales de la cúpula de la Guardia Civil, que incluye al director general (un cargo político) y a todos los generales. En 2009, por ejemplo, Interior abonó 498.114 euros en el servicio de limpieza de los dos directores generales que hubo ese año: Joan Mesquida y Francisco Velázquez, y de los 35 tenientes generales y generales que formaban parte de la cúpula de la Benemérita.

Solo el gasto de la residencia asignada a Velázquez supuso 56.086 euros en 2009, según la documentación a la que ha tenido acceso 20 minutos. La limpieza de las casas de otros seis generales generaron cada una 28.043 euros. Ese gasto de 500.000 euros anuales también se ha mantenido en los años 2010 y 2011, y fue inferior en los años 2006, 2007 y 2008, cuando solo había entre 30 y 32 generales.

El artículo 23 de la Orden General número 5 de la Dirección General de la Guardia Civil (de 19 de mayo de 2005) regula que "los adjudicatarios de los pabellones deberán abonar los suministros, servicios y consumos individualizados o susceptibles de medición por contador que les correspondan y los tributos que los graven, así como la parte correspondiente de los servicios de limpieza". Es decir, todos aquellos guardias civiles que residen en casas oficiales del Cuerpo deben pagar  de su bolsillo la luz, el agua o el gas que generen en la casa asignada, así como la limpieza de la misma. Algo que sí hacen el resto de guardias civiles, excepto los generales.

Una "prerrogativa"

Un portavoz de la Guardia Civil indicó a este diario que esta es una de las "prerrogativas" que tiene la cúpula de la Benemérita y que todo es legal ya que hay una normativa que así lo autoriza para los funcionarios de nivel 30. Sin embargo la orden general no estipula que ningún adjudicatario pueda ser eximido de pagar estos gastos.

La Guardia Civil denomina pabellones a las casas oficiales La Guardia Civil denomina pabellones a las casas oficiales. Y establece tres tipos: pabellones de "representación", "de cargo" y "de unidad". En el desglose de los gastos de limpieza, general a general, Interior bautiza como "pabellones de autoridades" las residencias de los generales, que aunque son oficiales tienen el carácter "de domicilio privado".

El contrato de limpieza firmado en el año 2006 se lo llevó la unión temporal de empresas Clece y Thaler (propiedad de ACS). Por el periodo 2006-2007 Interior pagó 73 millones para la limpieza de todos los cuarteles de la Guardia Civil y de las comisarías de la Policía Nacional. Se prorrogó para 2008-2009. En 2010 y 2011 Interior ha pagado 114 millones por este mismo servicio.

A partir de 2010 el contrato refleja que "para la realización del servicio de limpieza necesario en otras instalaciones, por razones de representación, protocolo u otras circunstancias, la adjudicataria pondrá a disposición de la Administración el número de horas que se detallan a continuación": 73.216 horas en 2010 y 2011.

"Limitar las reparaciones"

Mientras Interior no tiene incoveniente en pagar la limpieza de las residencias oficiales de los geneales manda circulares a las distintas jefaturas y comandancias de la Guardia Civil recordando que corresponde "al adjudicatario las pequeñas reparaciones que exige el desgaste por el uso ordinario del pabellón", es decir, que cada inquilino debe pagar los desperfectos. Además, pide que "se limiten las reparaciones en pabellones a aquellas en que la urgencia del caso sea notoria", por motivo de la crisis.