Un ilustrador convierte en realistas los monstruos que garabatean los niños

  • Dave DeVries hace versiones hiperrealistas a partir de bocetos de seres monstruosos dibujados por niños pequeños.
  • Su 'The Monster Engine' empezó como un juego, se desarrolló en una web y se ha editado en libro.
  • "Los dibujos de los críos no tienen censura y están llenos de poder", dice el artista.
Dibujo de una niña de cinco años y versión hiperrealista de su monstruo
Dibujo de una niña de cinco años y versión hiperrealista de su monstruo
Dave DeVries

Todo empezó en una tarde de playa como un juego entre el ilustrador Dave DeVries y su sobrina Jessica, que tenía 7 años. La niña dibujó en un cuaderno un ser con apariencia monstruosa, uno de esos garabatos entre tenebrosos e inocentes que los críos crean con facilidad e inocencia.

DeVries, fanático de los cómics y profesor universitario de Ilustración, se preguntó cuál sería el aspecto de aquel monstruo si estuviese dibujado a colores, con texturas, sombras y efecto tridimensional. "Así empezó todo, por la curiosidad de llevar a la vida el monstruo de Jessica", explica el ilustrador.

La creación de un fenómeno

Aquello sucedió en 1998 y ha creado un fenómeno. Primero en Internet, donde la web The Monster Engine (La máquina del monstruo) llegó a 17 millones de visitas cuando fue inaugurada y ahora tiene vínculos de unos 12.000 blogs de todo el mundo.

Luego, en un libro donde el ilustrador ha recopilado dibujos de niños, la versión hiperrealista y entrevistas a los críos sobre sus monstruos. Muchos de los garabatos originales fueron enviados por email al autor desde distintas partes del mundo.

DeVries no ha dejado de llevar a la vida los garabatos de los críos. "El proceso es simple. Proyecto el dibujo con un proyector opaco, copio cada línea y detalle con fidelidad y luego, aplicando una mezcla de lógica e instinto, pinto la imagen del modo más realista posible", explica.

Los dibujos son como "ventanas hacia otro mundo" que permiten ver con ojos de adulto la tremenda capacidad imaginativa de los críos y "entrar en ella". Para DeVries, los garabatos iniciales "no tienen censura y están llenos de poder", revelan "una parte importante del alma de los niños".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento