Tiroteo en Virginia Tech
Un estudiante hace un homenaje personal a las víctimas del asesinato  en Virginia Tech. Chris Keane / REUTERS

La Policía ha confirmado que el autor del tiroteo ocurrido este jueves en el campus del Instituto Politécnico y de la Universidad Estatal de Virginia, conocido popularmente como campus de Virginia Tech, es la segunda víctima, según muestran las imágenes grabadas por la cámara de seguridad instalada en el coche del policía fallecido.

Hay muchas preguntas sin responder. Nos llevará varias horas completar el puzzle En declaraciones a la cadena CNN, el policía Rick Jenkins ha indicado que las imágenes muestran disparando contra el policía que conducía el vehículo a un hombre que ha resultado el mismo que han encontrado muerto junto a un arma en un aparcamiento del campus cercano a un polideportivo. "La segunda víctima coincide con la descripción del sospechoso", ha dicho Jenkins.

Así, ha explicado que la Policía ha recuperado la ropa de la segunda víctima para confirmar que es el autor del tiroteo. Además, los investigadores han encargado pruebas de balística y ADN y han interrogado a los testigos.

Por su parte, el sargento de la Policía del Estado de Virginia Bob Carpentieri ha indicado que "los investigadores confían en que han localizado al responsable de la muerte del policía", aunque ha rehusado confirmar que se trata de la segunda víctima. "Los cierto es que hay dos escenas del crimen muy amplias y que hay muchas preguntas sin responder, por lo que nos llevará varias horas completar el puzzle", ha dicho.

El crimen

La universidad ha informado a través de un comunicado de que el tiroteo comenzó pasado el mediodía, cuando el policía Deriek W. Cruise dio el alto a un vehículo enfrente de uno de los aparcamientos del campus, en una "parada de tráfico rutinaria". Entonces, un peatón abrió fuego contra ambos vehículos, mató al policía y huyó.

Las fuerzas de seguridad han determinado que no existe ninguna amenaza Alrededor de las 12.30 horas, la Policía del campus recibió las primeras llamadas de testigos que aseguraron haber visto al sospechoso, al que describieron como "un hombre blanco vestido con unos pantalones grises, una sudadera marrón, un sombrero gris con el ala verde y una mochila".

A unos metros del aparcamiento donde tuvo lugar el tiroteo, un policía del campus localizó al sospechoso, que inmediatamente fue rodeado por la multitud. Sin embargo, cuando se acercó a él comprobó que estaba muerto y que junto al cadáver había un arma.

Las autoridades ya han decidido retirar la alerta que habían emitido para todo el campus y los colegios cercanos, que ha durado unas cuatro horas, porque "las fuerzas de seguridad han determinado que no existe ninguna amenaza".

"La universidad ha retirado la alerta después de consultar con mucha gente que le ha garantizado la seguridad del campus y de los estudiantes", ha dicho Carpentieri. "Creemos que actualmente la situación está bajo control", ha agregado.

Apoyo a las víctimas

Por su parte, el rector de la universidad, Charles W. Steger, ha lamentado lo ocurrido, al tiempo que ha expresado su solidaridad con las familias de las víctimas. "Ha sido un acto de violencia gratuito", ha considerado.

Ha sido un acto de violencia gratuito El gobernador de Virginia, Bob McDonnell, ha agradecido a las fuerzas de seguridad, a Steger y a los estudiantes su "eficiente respuesta a la emergencia". "Desde que se ha conocido la noticia, hemos estado trabajando estrechamente para controlar la situación", ha aseverado.

El campus de Virginia Tech fue escenario en mayo de 2007 de un tiroteo en el que un estudiante de 23 años de origen surcoreano mató a 32 personas antes de suicidarse. En memoria de las víctimas, los estudiantes han celebrado una pequeña vigilia en la madrugada del viernes y está previsto que esta tarde celebren un acto similar.