Britney Spears
Britney Spears baila durante un concierto en Montreal (Canadá), perteneciente a la gira 'Circus'. FLICKR / Anirudh Koul

La cantante estadounidense Britney Spears ofreció un vistoso espectáculo en Bogotá en el que no faltaron los fuegos artificiales, efectos visuales y hasta varios cambios de atuendo con los que la llamada 'princesa del pop' hizo gala al nombre de su gira, 'Femme Fatale'. Con estos ingredientes, la estadounidense consiguió cautivar a miles de asistentes que tenían a su ídolo delante por primera vez en Colombia, en concreto, en el escenario del bogotano Parque Simón Bolívar.

Hacia las 21.00 hora local (3.00 del domingo, hora peninsular española), Spears subió al escenario para interpretar Against me, canción incluida en su último disco, rodeada de un grupo de bailarines vestidos de policías. Bastaron dos canciones para que la cantante saludara y dijera: "What's up Colombia?" (¿Qué tal, Colombia?), palabras que pusieron a gritar a todos sus fanáticos.

Espectáculo con 'playback'

Además de los bailarines, dominaron el espectáculo increíbles efectos visuales que se complementaron con fuegos artificiales, unidos al impacto de los atuendos que 'la princesa del pop' cambió por lo menos cuatro veces durante su presentación.

La prensa chilena criticó hace unos días el abuso del 'playback' durante el concierto en Santiago y los "mínimos" pasos de baile Las canciones más cantadas por sus seguidores fueron éxitos como Baby one more time, Womanizer y I'm slave 4 you, ya que la intérprete decidió dar a conocer más su último disco que recordar las canciones que la catapultaron como una de las máximas exponentes del pop mundial.

Como ocurrió en otros países donde la artista se presentó, eligió dentro del público a un hombre para mostrarle "su show", el cual estuvo acompañado por movimientos sensuales que algunos asistentes criticaron al considerar que Spears ya no se mueve como antes.

Tal y como pasó en Chile hace unos días, la intérprete de Toxic hizo uso del 'playback', es decir, movía los labios fingiendo que cantaba sobre una melodía pregrabada, lo que cuestionó mucho el público. La prensa chilena criticó entonces el uso del 'playback' durante el concierto en Santiago, así como los "mínimos" pasos de baile desplegados por Spears.

Britney Spears se despidió con la canción Till The World Ends, en una presentación que estuvo cargada con decenas de luces y una plataforma que permitió que la 'princesa' se elevara y pudiera asemejarse a un ángel con alas propias.

La cantante agradeció al público la asistencia y ratificó con sus propias palabras que amaba a Colombia, por lo que dijo "I love Colombia". Entretanto, sus seguidores correspondían a ese amor gritando "We love Britney" (Amamos a Britney).

Presencia de un 'Backstreetboy'

La rubia estuvo precedida en el escenario por Howie D, exmiembro de la banda Backstreet Boys que se lanzó como solista y aprovechó la oportunidad para dar a conocer su nuevo álbum llamado Back to me.

El cantante subió al escenario para interpretar 100 reasons y saludó al público diciendo: "¿Qué tal Colombia? Me llamo Howie D, es muy bacano estar aquí con ustedes", lo que prendió inmediatamente el ánimo de los asistentes. El cantante se despidió con un éxito de su anterior banda: I want it that way.