El Departamento de Economía y Hacienda del Gobierno vasco ha emplazado a las tres Diputaciones forales a una nueva reunión del órgano de Coordinación Tributaria (OCT) el próximo jueves, ante la posibilidad de "alcanzar un máximo consenso armonizador", según han manifestado fuentes del Ejecutivo vasco a Europa Press.

Esta nueva convocatoria ha sido dada a conocer por el Gobierno vasco en la reunión del Órgano de Coordinación Tributaria, en la que la Diputación de Gipuzkoa ha presentado su propuesta, mientras que Bizkaia y Álava han trasladado un documento, que según ha informado la institución alavesa, estaba "consensuado" por ambas. La Diputación de Álava ha manifestado su intención de aprobar este miércoles su proyecto de norma foral tributaria.

El Ejecutivo vasco ha recordado que en el orden de día sólo figuraba la propuesta de Gipuzkoa y no se ha tenido tiempo de analizar la de Bizkaia y Álava porque ha sido presentada en la misma reunión.

A la vista de las propuestas presentadas, el Ejecutivo vasco entiende que es posible que las tres diputaciones puedan "armonizar un gran número" de medidas tributarias y, por ello, ha convocado una nueva reunión del OCT para el día 24. El Gobierno vasco ha señalado que va a trabajar porque "ese número sea el mayor posible" y ha precisado que su objetivo es intentar "avanzar en un acuerdo". "Lo que desea el Gobierno es que se realice un esfuerzo para tratar de alcanzar la mayor armonización posible", ha precisado.

El Departamento de Economía y Hacienda entiende que hay "coincidencia" en el Impuesto de Patrimonio, a la vista de que las tres diputaciones están de acuerdo en que se rescate para 2011 y 2012 y ha asegurado que también hay un "gran acercamiento" en los mínimos exentos.

Respecto al resto de medidas tributarias, ha indicado que también hay "armonización" en relación a las donaciones directas, hasta ahora exentas, a las que se aplicará una tributación del 1,5 por ciento. Sin embargo, el Gobierno vasco ha señalado que en herencias hay "grandes diferencias", ya que Bizkaia y Álava quieren mantener su tributación exenta.

El Gobierno vasco también cree que hay posibilidades de aproximación "muy altas" entre las diputaciones respecto a la tributación del ahorro, en EPSV y en Vivienda. En relación al capítulo de Vivienda, el Ejecutivo autónomo ha precisado que las propuestas de Bizkaia y Álava sólo introducirían "pequeños cambios" a la normativa actual. En concreto, plantearían reducir en 2.000 euros la base de deducción, de 12.000 a 10.000.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.