La Policía Local de Soria intervino la noche del sábado 19 para desalojar una discoteca-bar de la Zona de Rota de Calatañazos donde se detectó que había menores que podrían estar consumiendo bebidas alcohólicas, según los datos facilitados hoy por fuentes municipales.

A las 21.20 horas, una patrulla de la Policía Local comprobó en su habitual ruta por la zona de bares de la capital la presencia de jóvenes en la vía pública junto al citado bar y se comprobó que llevaban bebidas alcohólicas y parecían menores de edad.

Ante esta situación, los agentes entraron en el local anexo donde se encontraron con jóvenes, aparentemente menores de edad, que estaban consumiendo con alcohol que era servido por los propios camareros del establecimiento.

La Policía Local identificó aleatoriamente a doce de estos adolescentes y todos ellos tenían edades comprendidas entre los 15 y 17 años, además de que comprobaron que se estaba superando el aforo permitido del local, lo que hizo que los integrantes de la propia patrulla advirtieran a los responsables del bar sobre la necesidad de un desalojo voluntario del mismo por motivos de seguridad.

Hay que recordar que los menores de 16 años no pueden entrar en los bares sino no van acompañados de adultos y que los menores de 18 no pueden consumir alcohol.

Media hora después de que los agentes informasen a los dueños del bar de la situación, se recibieron llamadas de vecinos alertando de disturbios en el mismo punto, por lo que hasta el lugar se desplazaron tres unidades de la Policía Local y cuatro de la Nacional.

Una vez dentro de local ante la persistencia de la venta de alcohol a menores así como las deficientes medidas de seguridad y la afluencia creciente de jóvenes se procedió al desalojo inmediato del lugar a las 22.00 horas con 226 personas contabilizadas.

Según los primeros datos de la actuación, presuntamente se trataba de una fiesta de tuna de un instituto de la capital en la que los menores pagaban 10 euros para acceder al local y con esta entrada tenían barra libre de cerveza y calimocho.

El local ha sido denunciado por venta, entrega, dispensación, ofrecimiento o suministro de bebidas alcohólicas a menores de 18 años, infracciones de la normativa sobre instalaciones contra incendios y por infringir la Ley antitabaco.

Consulta aquí más noticias de Soria.