'Enemigos Íntimos'
Santiago Acosta, el presentador del cancelado 'Enemigos Íntimos'. TELECINCO

Telecinco ha decidido cancelar de forma fulminante dos de sus espacios más controvertidos, Enemigos Íntimos y Resistiré ¿Vale? en lo que parece una estrategia de la cadena para hacer frente a la crisis producida por la polémica en torno a La noria.

El espacio conducido por Jordi González perdió todos sus anunciantes (más de 50 marcas retiraron su publicidad del espacio) a causa de la campaña iniciada por el periodista y bloguero Pablo Herreros, que protestaba en las redes sociales por la entrevista que, mediante pago, hizo el espacio a la madre de El Cuco, condenado por encubrimiento en el caso Marta del Castillo.

Para las cadenas es fundamental la audiencia, pero sólo porque ésta determina el precio y la cantidad de publicidad que se puede obtener. Así, la fuga de anunciantes de La Noria y el temor a un efecto contagio (ya hay plataformas que intentaban presionar a los anunciantes de Sálvame, por ejemplo) hicieron que en Telecinco se abriera un debate interno. ¿Se había tocado techo con los contenidos de Telecinco? ¿Había que rebajar el tono?

El debate interno en Telecinco ha dado lugar a las cancelaciones Parece que sí. Ahora, Telecinco ha confirmado a 20minutos.es que Enemigos Íntimos y Resistiré ¿Vale? ya no están en la programación de la cadena. En lugar del espacio presentado por Santi Acosta se emitirá este miércoles un especial de Más Allá de la Vida, en la que Ana Obregón intentará ponerse en contacto con sus seres queridos fallecidos a través de una vidente.

El hueco de Resistiré ¿Vale? se llenará ampliando el horario de emisión del reality Acorralados y con la emisión de un resumen semanal de lo acontecido en el programa de telerrealidad. Cabe recordar que Resistiré ¿Vale? protagonizó recientemente una polémica cuando, en una reposición emitida en La 7, se pudo ver en horario infantil a una acróbata vaginal introduciéndose una bombilla por la vagina.

Fuentes cercanas a la cadena han revelado a 20minutos.es que desde la fuga de anunciantes en Telecinco había "muchos problemas" y que a algunos de sus espacios, como a Sálvame "ya se le había dado un toque, para que suavizaran sus temas y el nivel con que los tratan". Al parecer este fin de semana ha sido intenso en la sede de la cadena en Fuencarral y ha dado como resultado la cancelación de estos espacios.

Sin embargo, las mismas fuentes aseguran que Telecinco no quiere renunciar a los espacios de corazón, que tan rentables resultan con la audiencia, sino que quiere buscar una tercera vía o modificar el tratamiento que se da a estos temas para que resulten menos censurables.

De hecho, algunos colaboradores del espacio Enemigos Íntimos no tenían este lunes confirmación oficial del cierre del programa y algunos contratos llegaban hasta finales de año. "Todo se ha movido en tres días", afirmaban las citadas fuentes, que atribuyen las cancelaciones a un intento de limpiar la imagen de la cadena.

"¿Por qué no han quitado La Noria?", se preguntaban algunos colaboradores consultados por 20minutos.es, que asistían impotentes al cierre de su espacio, aunque reconocen que los rumores apuntaban desde hace días a un final precipitado.