El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, anunció este lunes la detención de un hombre acusado por las autoridades de planear un atentado terrorista en la ciudad de los rascacielos.

Aprendió a construir el material explosivo gracias a una revista online de Al Qaeda

En una rueda de prensa, afirma que se trata de un simpatizante de la red Al Qaeda, "resentido" por la presencia de tropas de Estados Unidos en Irak y Afganistán, que pretendía atentar contra oficiales norteamericanos en su regreso a casa.

El detenido, identificado como José Pimentel, de 27 años, había comprado material para fabricar una bomba y había empezado a construirla. De origen dominicano, buscaba supuestamente atentar contra la policía, los servicios postales, funcionarios del gobierno y otros.

El fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, confirmó ante la prensa que su oficina ha presentado cargos contra el acusado por los delitos de conspiración para fabricar una bomba con fines terroristas y por posesión de armas para cometer un atentado.

Al parecer, el objetivo del hombre detenido, que estaba en el punto de mira de la policía desde hacer un año, era atentar contra empleados del gobierno, personal militar retirado y políticos electos.

Según la cadena de televisión CNN, que cita fuentes cercanas a la investigación, el detenido aprendió a construir el material explosivo gracias a una revista online de la red terrorista Al Qaeda llamada "Inspire".

En todo caso, The New York Times asegura en su edición electrónica que Pimentel es un "lobo solitario" y que planeaba atentar en la ciudad por su cuenta sin contar para ello con el apoyo de ninguna organización terrorista.

La "larga amenaza terrorista"

Según el alcalde, Pimentel es ciudadano estadounidense de origen dominicano de 27 años, que recientemente se convirtió al Islam y que ya había expresado a sus conocidos su intención de cambiar su nombre por Osama Husein "en honor a sus dos ídolos", el exlíder de Al Qaeda Osama Bin Laden y el exdictador iraquí Sadam Husein.

Bloomberg añadió que con la desmantelación de este complot, que ejemplifica el tipo de "amenaza" que viene alertando el FBI desde hace años, ya son catorce las veces que han intentado atentar en la ciudad desde que varios aviones suicidas pilotados por terroristas de Al Qaeda tumbaron las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

Por su parte, el jefe de la policía de Nueva York, Ray Kelly, detalló en la misma rueda de prensa que su departamento llevaba detrás de Pimentel desde hace dos años tras descubrir que era un acérrimo seguidor del clérigo radical Anuar al Awlaki, fallecido en septiembre pasado en un ataque aéreo estadounidense en Yemen.

La última vez que Nueva York estuvo bajo la sombra de una amenaza terrorista fue a comienzos de septiembre pasado, unos días antes de la conmemoración del décimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La ciudad de los rascacielos se blindó entonces bajo extremas medidas de seguridad para conmemorar el décimo aniversario de los atentados tras recibir lo que las autoridades calificaron como una "amenaza creíble pero no contrastada".

La última vez que los terroristas intentaron sembrar el terror en Nueva York fue en mayo de 2010, cuando un hombre colocó un coche bomba en la céntrica plaza de Times Square que finalmente no llegó a explotar.

La popularidad de Bloomberg

El alcalde de Nueva York se encuentra en un momento delicado, dada su gestión del desalojo y las detenciones de los 'indignados' del movimiento Occupy Wall Street.

Precisamente este jueves la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó su preocupación por las detenciones y agresiones sufridas por varios periodistas cuando cubrían las protestas del movimiento, y pidió a las autoridades norteamericanas que garanticen la libertad de información y protejan a los profesionales de los medios que cubren esas manifestaciones.