Marcha en Siria
Manifestantes progubernamentales gritando eslóganes durante una protesta efectuada en Damasco. EFE

El Ministro de Exteriores catarí, Hamad bin Yasem al Zani, anunció este miércoles en Rabat que la Liga Árabe ha adoptado un protocolo para enviar observadores árabes a Siria que investiguen la situación y ha dado un ultimátum de tres días al Gobierno sirio para aceptar la propuesta.

"Hemos adoptado un protocolo para enviar observadores árabes a Siria y el Gobierno sirio tiene tres días para aprobar la decisión", dijo Al Zani durante una rueda de prensa conjunta con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, tras finalizar la reunión extraordinaria con los ministros de Asuntos Exteriores de la Liga Árabe.

El pasado sábado, la Liga Árabe decidió suspender a Siria de su participación como miembro de la organización, al considerar que Damasco no había cumplido con los requisitos de su plan de paz.

Hay que proteger a los civiles La organización panárabe dio cinco días de plazo a Damasco para detener la violencia, pero este miércoles -día en el que finalizaba el ultimátum- y a pesar de que al menos 16 personas murieron en Siria por la represión de los seguidores del presidente, Bachar al Asad, la Liga Árabe no anunció la suspensión de Siria del organismo.

Al Zani, que es también presidente de la comisión ministerial de la Liga Árabe encargada de buscar una solución a la crisis de Siria, dijo que "los observadores se encargarán de investigar la aplicación de los dispositivos del plan árabe para solucionar la crisis en Siria y proteger a los civiles" de este país.