La madre de 'El Cuco'dice en el juicio que vio a su hijo en casa a la hora del traslado del cuerpo

La madre del Cuco, Rosalía G.M., con la pierna derecha escayolada, a su llegada en un taxi directamente a la cochera del edifico de la Audiencia de Sevilla.
La madre del Cuco, Rosalía G.M., con la pierna derecha escayolada, a su llegada en un taxi directamente a la cochera del edifico de la Audiencia de Sevilla.
EFE

La madre del menor apodado el Cuco, condenado por encubrir el crimen de Marta del Castillo, ha asegurado este  miércoles que le vio dormido en su casa a la hora en que supuestamente se produjo el traslado del cuerpo de la víctima.

Rosalía G.M. ha comparecido ante el tribunal que enjuicia la muerte de Marta, en una silla de ruedas y con la pierna derecha escayolada tras el esguince que sufrió el domingo y que le impidió declarar el lunes, en su primera citación.

Ha asegurado que en la noche del 24 al 25 de enero de 2009 regresó a su casa entre 1.30 y 2.00 horas y, como era su costumbre, entró en la habitación de su hijo, le dio un beso y luego se acostó.

Las llaves de su coche Wolkswagen Polo, presuntamente usado en el traslado del cuerpo de Marta entre la 1.00 y las 2.00 de la madrugada, se quedaron dentro de su bolso en la entrada de casa, y Rosalía no ha precisado si podrían haberlas cogido sin que ella se diera cuenta. Rosalía no recuerda cuando se quedó dormida, ni cuánto durmió ni cuándo se levantó su hijo al día siguiente o si le dio su móvil a su hijo para que hablase con Samuel.

Rosalía también ha asegurado que ha sido amenazada por teléfono por una voz masculina "para no hablar sobre estos hechos".

Increpada a su llegada

La madre de 'El Cuco' ha sido increpada e insultada a su llegada a los juzgados. Venía en un taxi junto a su marido. Miembros del público que se agolpaba en la zona se han acercado al vehículo con imágenes de Marta e incluso han aporreado el coche. Le han gritado "asesina" y "perra", entre otras cosas. Y le han preguntado "¿dónde estabas cuando la asesinaron?"

Por otra parte, el fiscal ha pedido al tribunal que se llame a declarar al taxista que afirma haber trasladado a Francisco Javier Delgado la noche de la deaparición de Marta desde Luis Montoto a León XIII.  El juez anunciará el lunes, antes de retomar el juicio, si se llama o no a declarar al taxista y a su mujer.

Además, un vecino del mismo edificio donde vivía Marta sigue asegurando que vio con "seguridad" a Marta la noche del sábado 24 de enero entre nueve y diez y nueve veinte de la noche en la puerta del bloque, a pesar de que a esa hora, el fiscal y la acusación particular la sitúan en el piso de León XIII.

Otra testigo ha declarado que vio a una chica de características similares a Marta en la zona de Plaza de Armas el día 26 de enero, dos días después de la desaparición. Ha contado que la joven estaba llorando y que intentó que le dijera qué le ocurría, aunque no lo consiguió ni ella ni un compañero suyo. No puede asegurar "al cien por cien" que fuese Marta, aunque declaró en la Policía que la joven que había visto se leparecía mucho. Solo puede asegurar que era Marta del Castillo "al 50%".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento