Derribo en el poblado de Puerta de Hierro (Madrid)
Francisco y su familia sobre los restos de su chabola, derribada este martes. JORGE PARÍS

La noche de este martes acabó mal en Puerta de Hierro. Cuando apuraban la celebración tras la recuperación del 'tío Justo', patriarca de una de las familias, de un cáncer, los habitantes del poblado chabolista asistieron al derribo de dos viviendas ilegales y dos cobertizos por parte del Ayuntamiento de Madrid.

El dispositivo municipal se activó a las 6.00 horas. Técnicos de Urbanismo, agentes antidisturbios de la Policía Nacional y de la Municipal y miembros del Samur Social se presentaron en el poblado situado en el distrito de Moncloa-Aravaca con la preceptiva orden judicial.

Aún de noche, llamaron a las puertas de los que estaban durmiendo y entregaron a los afectados las órdenes de derribo de dos casas, que sus propietarios se negaron a firmar.

"No nos han ofrecido nada"

Sin incidentes, pero con momentos de tensión, según relataron a 20.minutos.es testigos presenciales, la excavadora consistorial tiró cuatro edificaciones por ocupar estas un espacio público incluido en el Área de Planeamiento Específico 09.20 'Manzanares Norte'. El Plan General califica este área como zona verde singular y suelo destinado a infraestructuras.

Los técnicos derribaron un almacén y una cocina del 15-MLos dos cobertizos pertencían a activistas que han participado en el movimiento 15-M. Estos denunciaron que los técnicos acabaron sin contemplaciones con un almacén y con la cocina que habían instalado en el poblado.

Los habitantes de Puerta de Hierro asistieron en medio de un intenso frío al derribo. El Samur Social inició sobre el terreno los trámites para atender a las familias que quedaban en la calle, pero ambas aseguraron que el Ayuntamiento de Madrid no les ha ofrecido "nada" por el momento.

Tampoco el realojo, una opción a la que, según el Consistorio, solo tienen derecho 16 familias de las más de 40 que habitan en la zona. En total, en Puerta de Hierro viven dos centenares de personas.

Se quedan en el poblado

Ahora ya no tengo dónde irEn total, una decena de personas se quedó sin casa este lunes. Francisco, que vive con su mujer y sus dos hijos, además de con su hermano y su padre, aseguró a 20Minutos.es que seguirá en Puerta de Hierro: "No tengo a dónde ir. Casi me tiran la casa encima cuando he ido a coger a los perros, que estaban atados. Dormiremos en la furgoneta".

Begoña y su marido Ángel, que tienen dos niños de 4 y 2 años, también se quedan porque tampoco saben nada del Ayuntamiento. "No nos han dicho que nos vayan a realojar ni nada. Vamos a seguir luchando", afirmó.

Consulta aquí más noticias de Madrid.