La auditoría de Cantur recomienda al Gobierno que venda todas sus acciones del Racing y cobre el préstamo participativo

"Sin tener en cuenta la repercusión social" del fútbol y la "posible desaparición" del club
Escudo Del Racing De Santander
Escudo Del Racing De Santander
RACING/EUROPA PRESS

La auditoría realizada a Cantur recomienda al Gobierno de Cantabria que venda todas las acciones del Racing que sean propiedad de esta sociedad regional, además de que intente cobrar el préstamo participativo, "con todos los gastos e intereses".

Así lo establecen los responsables de la empresa Seain en el estudio realizado por encargo del nuevo Gobierno del Cantabria sobre la gestión de esta sociedad pública en la época en que esta dependía del ex consejero de Cultura, Turismo y Deporte y candidato al Senado en las elecciones generales por el PRC, Francisco Javier López Marcano.

Esta primera conclusión precisa que es una recomendación que se hace "sin tener en cuenta la repercusión social que en todas las ciudades genera el fútbol y la posible desaparición de un equipo local".

En su listado de recomiendas, insta a conocer la situación patrimonial actual del club verdiblanco, para así poder valorar si cumple los requisitos de equilibrio patrimonial establecidos en la Ley de Sociedades de Capital, para establecer las acciones en cumplimiento de esta legislación.

Los auditores admiten que la repercusión económica de las operaciones realizadas con el Racing "no ha podido ser cuantificada", ya que el procedimiento de venta de acciones fue público y concurrencial, por lo que no estaba sujeto, en ese momento, a la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas.

En el estudio rememoran que la participación del Gobierno de Cantabria en el equipo de fútbol se realizó, inicialmente, a través de la Sociedad Regional de Coordinación Financiera de las empresas públicas (CEP Cantabria).

La situación del club pasó de que en 2004, con el club en proceso de disolución, la CEP adquirió 1,5 millones de acciones, que suponían el 53,43% de su capital, y como ya tenían un 8,06%, esta cifra llegó al 61,48%.

Asimismo, concedió financiación al Racing mediante un crédito participativo de 6,7 millones de euros.

En 2005, las acciones se transmitieron a la sociedad Stiching, que a su vez fueron compradas por Dumviro. Y en 2011, Dumviro traspasó a WGA, el 'holding' empresarial de Ali Syed, la opción de compra sobre el 53,43% de las acciones. Y le cedió un préstamo participativo, por importe de 6,5 millones de euros.

Cantur ha confirmado a los auditores que la cantidad pendiente de pago ascendía a 4,5 millones de euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento