La UE urge a Grecia a cumplir sus compromisos con la zona euro

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.
Olivier Hoslet / EFE

Los presidentes de la Comisión Europea, (CE) José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, instaron este martes a Atenas a honrar sus compromisos con la eurozona y la comunidad internacional, en reacción a la propuesta de un referéndum sobre el nuevo rescate financiero a Grecia.

En un comunicado conjunto, Van Rompuy y Durao Barroso, subrayaron que el nuevo rescate financiero a Grecia aprobado la semana pasada por los líderes de la zona del euro es la mejor solución para el país.

"Tomamos nota de la intención de las autoridades griegas de celebrar un referéndum. Estamos convencidos de que este acuerdo es lo mejor para Grecia. Confiamos plenamente en que Grecia honrará los compromisos que ha asumido con la eurozona y con la comunidad internacional", afirmaron en el comunicado.

Los dos presidentes han mantenido una conversación telefónica con el primer ministro griego, Yorgos Papandreu, quien sorprendió este lunes a Europa y a las bolsas con el anuncio de un referéndum sobre la aplicación del plan de rescate aprobado por la eurozona en la madrugada del pasado jueves.

Barroso y Van Rompuy están además en contacto con otros miembros de la zona del euro y continuarán sus conversaciones con los 17 países de la eurozona en los márgenes de la cumbre de líderes del G20 que se celebrará el jueves y el viernes en Cannes (Francia). Ambos recordaron el esfuerzo que está haciendo la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar una quiebra de Grecia.

El nuevo acuerdo aprobado en la cumbre extraordinaria de la eurozona para garantizar la sostenibilidad de la deuda griega, proporciona a Grecia una ayuda financiera internacional de 100.000 millones de euros que se eleva a 130.000 millones si se tienen en cuenta los 30.000 millones que la zona del euro está dispuesta a conceder a los acreedores como garantía para que asuman unas pérdidas del 50 % sobre la deuda griega.

La banca condona así a Grecia otros 100.000 millones de euros, lo que debería permitir a Atenas reducir su deuda hasta el 120 % del PIB en 2020, frente al 150 % actual.

"Esta reducción sustancial (de la deuda) permitiría aliviar la carga sobre el presupuesto griego y apoyaría la generación de crecimiento y políticas de creación de empleos", recalcan Barroso y Van Rompuy, quienes subrayan además que el rescate griego forma parte de un paquete anticrisis más amplio y global para sacar a Europa de la crisis de la deuda.

En la cumbre del día 27, los líderes de la eurozonaaprobaron un plan integral anticrisis, que tiene como eje el nuevo rescate a Grecia, pero que también prepara a la banca ante el impago griego y el impacto de la deuda soberana de otros países con problemas con una recapitalización a escala europea.

El plan eleva al billón de euros la capacidad de intervención del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) para ayudar a economías más grandes, refuerza la gobernanza económica y mejora la coordinación y la supervisión de las finanzas públicas. "Estamos trabajando en la implementación, sin demora, de estas decisiones, que son más necesarias que nunca", concluyen los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea.

El primer ministro griego, el socialista Yorgos Papandreu, viajará este miércoles a Cannes (Francia) para informar al presidente francés, Nicolas Sarkozy, y a la canciller alemana, Angela Merkel, y a representantes de instituciones de la UE y del eurogrupo sobre su propuesta para celebrar un referéndum en Grecia.

Llamada telefónica entre Merkel y Sarkozy

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, afirmaron este martes que la aplicación del acuerdo alcanzado en la última cumbre de la eurozona respecto al rescate financiero de Grecia "es más necesaria que nunca".

En un comunicado difundido por el Palacio del Elíseo tras una conversación telefónica entre ambos mandatarios, Sarkozy y Merkel defendieron el plan acordado por la eurozona la semana pasada sobre un nuevo rescate a Grecia, en reacción a la propuesta del primer ministro griego, Yorgos Papandreu, de someter esas medidas a un referéndum en su país.

Sarkozy y Merkel expresaron su deseo, el del resto de socios europeos y el del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que se establezca "lo antes posible una hoja de ruta para garantizar" la aplicación de dicho pacto, señala el comunicado. En esa nota recordaron que en la cumbre se aceptó proporcionar a Grecia una ayuda financiera de 100.000 millones de euros, que se eleva a 130.000 millones si se tienen en cuenta los 30.000 millones que la zona del euro está dispuesta a conceder a los acreedores como garantía para la condonación del 50 % de la deuda griega.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento