Juicio 'Marta del Castillo'
Francisco Javier Delgado, hermano de Miguel Carcaño, y su novia llegan a la Audiencia Provincial de Sevilla. EFE/Juan Ferreras

Samuel Benítez, presunto cómplice en la desaparición de la joven Marta del Castillo y Francisco Javier Delgado, hermano del autor confeso del crimen, Miguel Carcaño, y acusado de encubrimiento, han negado este miércoles ante el juez, durante la tercera sesión del juicio por la violación y muerte de la víctima, haber tenido nada que ver con la ocultación del cuerpo y han asegurado desconocer su paradero.

Delgado, que ha declarado en segundo lugar, ha explicado que no colaboró en las labores para envolver el cuerpo de Marta, que no amenazó al Cuco, como este afirmó y que no apagó el móvil, como la Fiscalía mantiene que hizo, durante unas horas de la madrugada del 25 de enero. Así, ha explicado que no sabe y "nunca" ha sabido donde está" el cuerpo de Marta del Castillo.

El hermano de Carcaño ha dicho además que cuando llegó al piso de la calle León XIII, hacia las 03.00 de la madrugada el día de autos, "no olía a limpio y no observó nada raro en la casa o en el salón". Hacia las 20.00 horas del 24 de enero de 2009, ha relatado, oyó a su hermano entrar en la vivienda y Miguel le saludó con una sonrisa, de la que interpretó que estaba "con su pareja para tener un momento de relax".

Luego salió y pasó el resto de la noche primero cenando con su exesposa e hija, a continuación estuvo trabajando en su bar hasta las 03.00 de la madrugada, se tomó una copa en otro pub, volvió a su piso y se acostó. A las 05.00 de la madrugada, dice, recibió varias llamadas en el móvil diciéndole que estaban buscando a una chica que había pasado la tarde con su hermano Miguel, ha relatado.

Delgado ha dicho que tenía "confianza plena" en que su hermano no había hecho nada y que se sintió engañado a partir del día 13 de febrero de 2009, cuando Miguel fue detenido, informa Javier Luque desde Sevilla. Por la tarde ha testificado su novia, María García, que ha asegurado que no conocía a Marta, que la noche de la desaparición no vio a Miguel en el piso de León XIII y que siempre ha mantenido la misma versión de los hechos.

Frialdad y tranquilidad

Por su parte, Samuel Benítez, acusado de participar en la desaparición de Marta del Castillo, ha dicho este miércoles al tribunal que "nunca" fue la noche del crimen al piso donde se produjo.

El joven, de 21 años, ha negado que el asesino confeso, Miguel Carcaño, le pidiese ayuda ante "un marrón muy grande" y ha dicho que su primera información sobre la desaparición de Marta la tuvo de una amiga común que le informó de que la estaban buscando.

Benítez, al igual que hizo el lunes Carcaño, ha respondido con frialdad y aparente tranquilidad a las preguntas sobre lo ocurrido la noche del 24 de enero de 2009. De esta forma, el acusado ha asegurado que no fue informado de sus derechos en su primera declaración policial, cuando confesó su implicación, y ha dudado que "se pueda llamar declaración" a su comparecencia policial.

Ha afirmado que confesó "bajo coacciones, amenazas, agarrones por el cuello y golpes en el pecho". La Policía le dijo que o se inculpaba o irían contra sus padres y su novia, y Samuel se asustó pues era un joven de 19 años recién cumplidos y sin antecedentes, ha afirmado.

Este joven ha aportado ocho testigos que ratificaron su coartada de que estuvo con ellos durante toda la noche del crimen, el 24 de enero de 2009, en la barriada de Montequinto en Dos Hermanas (Sevilla) hasta que hacia las 2.30 horas de la siguiente madrugada se desplazó a Sevilla y se incorporó al dispositivo de búsqueda de Marta por lugares de "botellona".

Testimonios de testigos

La novia de Samuel declaró al juez de instrucción que estuvo con él en Montequinto toda la noche excepto en la franja situada entre las 21.30 y las 23 horas, cuando ella regresó a su casa para cambiarse de ropa, pero en ese lapso su coartada fue ratificada por otros testigos.

La actual novia y tercera imputada, María García, para quien el fiscal pide cinco años de cárcel, ha declarado hasta ahora que llegó al piso a las 00.15 horas, estuvo estudiando en un sillón tipo relax del salón hasta las 2.00 horas, cuando llamó a su novio y le comentó que se estaba quedando dormida y se iba a acostar. A continuación, ha asegurado que no oyó ni vio nada extraño.

En la segunda sesión del juicio, Miguel Carcaño, negaba este martes la violación de Marta del Castillo y ha atribuido su muerte a un accidente cuando la golpeó con un cenicero en la cabeza tras una discusión.

El abuelo de la joven sevillana, José Antonio Casanueva, ha explicado a su llegada a los juzgados este miércoles que fue muy duro escuchar a Carcaño, asesino confeso de su nieta. Tanto él, como el tío y el padre de la joven, Javier Casanueva y Antonio del Castillo, esperan que Samuel Benítez ofrezca algún dato del paradero de Marta.

Para el abuelo, Samuel "ha demostrado que es un hipócrita que nos ha engañado a todos". El padre de Marta del Castillo espera que los acusados se "defiendan" de las acusaciones que realizó ayer Carcaño. Del Castillo afirma que tanto Samuel como el resto de acusados, incluido 'El Cuco', tienen "la respuesta" sobre el paradero del cadáver.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.