Un joven nigeriano se declara culpable de intentar atentar contra un avión de EE UU en 2009

  • Podría enfrentarse a una pena de cadena perpetua.
  • Quería explotar un avión con 300 personas el día de Navidad.
Omar Faruk Abdulmutallab.
Omar Faruk Abdulmutallab.
ARCHIVO

El nigeriano Omar Faruk Abdulmutallab se declaró este miércoles culpable de los ocho cargos de los que era acusado en EE UU por intentar hacer explotar un avión comercial con 300 personas el día de Navidad de 2009.

La jueza federal Nancy Edmunds ha decidido que Abdulmutallab es competente para hacer esta declaración, por lo que la ha aceptado y le ha declarado culpable.

El nigeriano, de 24 años, que podría enfrentarse a una pena de cadena perpetua, será sentenciado el 12 de febrero del próximo año.

Abdulmutallab leyó en el segundo día de juicio una declaración en la que afirmó que era culpable de los delitos de los que se le acusa en Estados Unidos pero no ante la ley islámica.

Entre los cargos de los que se ha declarado culpable figuran conspiración para cometer un acto terrorista, intento de asesinato de los casi 300 pasajeros del vuelo e intento de uso de un arma de destrucción masiva.

El joven intentó hacer explotar un avión comercial de la compañía Northwest Airlines que volaba de Amsterdam a Detroit el 25 de diciembre de 2009, pero la bomba que llevaba adherida a su ropa interior no funcionó y sólo provocó un pequeño incendio, lo que permitió que Abdulmutallab fuera reducido por algunos pasajeros y miembros de la tripulación.

El acusado explicó que intentó cometer el atentado como represalia por "el asesinato de civiles inocentes en Irak, Afganistán, Somalia y otros lugares por parte de EE UU".

"Nosotros nos reiremos de vosotros"

El joven nigeriano advirtió a las autoridades estadounidenses de que "si continúan matando musulmanes inocentes, el país sufrirá una calamidad".

"Si os reís de nosotros ahora, nosotros nos reiremos de vosotros después", añadió.

Afirmó, además, que "cometer un acto de yihad (guerra) contra Estados Unidos es uno de los actos más virtuosos que un musulmán puede llevar a cabo".

El primer cargo del que se le acusa, y del que se le ha declarado culpable, es conspiración para intentar cometer un acto de terrorismo internacional, lo que podría acarrearle una pena de cadena perpetua.

El Gobierno estadounidense atribuye la autoría intelectual del intento de atentado de Abdulmutalab a Anwar Al-Awlaki, el clérigo radical islámico asesinado el pasado 30 de septiembre en una operación estadounidense en Yemen y considerado el "enemigo número uno" de Washington en este país.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento