Detienen al director de una sucursal bancaria que intentó perpetrar un robo en su oficina

  • Su hermano se disfrazó para atracar el banco.
  • Desistió del robo al ver que había muchos clientes presentes.
  • Varios ciudadanos lo vieron poniéndose peluca y bigotes postizos cerca de la sucursal, y alertaron a las autoridades.
Una avenida del barrio de Aranbizkarra, en Vitoria, tomada de Wikipedia.
Una avenida del barrio de Aranbizkarra, en Vitoria, tomada de Wikipedia.

El director de una sucursal bancaria de Vitoria y su hermano han sido detenidos por la Ertzaintza acusados de intentar un robo en la oficina que dirigía el primero, al parecer, por los problemas económicos que ambos tienen.

Los arrestos se produjeron el pasado viernes aunque el Departamento vasco de Interior ha informado este lunes de los mismos a través de una nota de prensa.

Según las fuentes, fue el hermano del director de la sucursal bancaria, situada en el barrio de Aranbizkarra, quien intentó cometer el atraco aunque la presencia de varios clientes en la oficina le obligó a abortar el robo.

Varios testigos observaron cómo el ocupante de un monovolumen estacionado en las inmediaciones de la entidad bancaria se colocaba una peluca, una barba y un bigote postizo y un gorro. Tras abandonar el vehículo entró a la entidad bancaria y poco después se marchó.

Seguido por un ciudadano

Uno de los testigos le siguió y alertó a la Ertzaintza de que el sospechoso se dirigía a la zona del museo Artium de la capital vasca, donde los agentes le identificaron.

Los ertzainas encontraron en una bolsa de plástico que portaba el hombre una peluca y una barba, un bigote y unos dientes postizos, así como unos guantes, una pistola simulada junto a un cargador y las llaves de un vehículo, por lo que le detuvieron.

Posteriormente, varios agentes se desplazaron a la sucursal para recabar información sobre lo sucedido y contactaron con el director de la oficina, quien en un principio manifestó que un individuo había accedido a su oficina para solicitar información sobre varios productos y que había abandonado el establecimiento poco después.

Según el Departamento de Interior, clientes y empleados que seguían en la sucursal mostraron su sorpresa por la declaración del director "ya que era evidente que el supuesto cliente estaba disfrazado".

El coche, propiedad del director

Entonces la Ertzaintza localizó el vehículo del sospechoso y descubrió que era propiedad del director de la sucursal y que el detenido es su hermano.

Poco después, ambos confesaron haber ideado desde hacía meses el plan para robar en la sucursal "obligados por los problemas económicos que padecen".

Los detenidos, de 53 y 60 años, están acusados de un delito de intento de robo con intimidación y serán puestos a disposición judicial en las próximas horas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento